El Ministerio de Educación estimó que a escala nacional, más de un millón de alumnos de los 4,3 millones de estudiantes que hay, de unidades educativas fiscales, municipales, particulares y fiscomisionales, podrían regresar a la presencialidad este lunes 24.

De lo contrario, las instituciones deben garantizar la educación a distancia, expresó Andrés Chiriboga, viceministro de Gestión Educativa de esa cartera de Estado.

Agregó que hay más de 11.000 planes de continuidad educativa autorizados de las 16.000 instituciones que existen en Ecuador.

Chiriboga sostuvo que han determinado una semaforización conjuntamente con el COE nacional, que implica un cálculo del retorno, que no se hace en función de porcentaje de aforo sino del distanciamiento social.

Publicidad

Azuay

El bajo nivel de contagios de COVID-19 en la Zona 6 entre docentes y estudiantes fue uno de los motivos para el retorno parcial y voluntario a las aulas este lunes en la zona del Austro.

Según las cifras de la Coordinación Zonal 6 del Ministerio de Educación (Mineduc), de los 318.000 integrantes del sistema educativo público en Azuay, Cañar y Morona Santiago, apenas 1.000 se han contaminado.

El coordinador zonal 6 del Mineduc, Miguel Pesántez, basó su optimismo del regreso parcial a clases en las estadísticas y por el porcentaje de chicos vacunados.

Otros números que avalaron su confianza son los porcentajes de vacunación en toda la comunidad educativa porque, según explicó, el 99 por ciento de los docentes ya está inmunizado, el 95 de los chicos entre 11 y 17 ya recibió las dos dosis y el 93 por ciento de los niños de 5 a 11 años de edad, igual.

Publicidad

El retorno parcial y voluntario de este lunes coincidió con el Día Internacional de la Educación y por eso en la unidad educativa Herlinda Toral se realizó un momento cívico. Aunque todo era solemne y con distanciamiento social, se notó la emoción de los estudiantes.

La ocupación de camas destinadas a COVID-19 es alta en Ambato

Uno de ellos fue Ariel Gómez, del séptimo año de Educación Básica, quien dijo que el reencontrarse con sus amigos es parte de su desarrollo y eleva la autoestima.

Los estudiantes respetaron el distanciamiento físico en el interior de las aulas, utilizaban mascarillas y portaban botellas con alcohol antiséptico.

Pesántez indicó que a los estudiantes (de establecimientos públicos y privados) no se les pedirá una prueba de antígenos para regresar a clases presenciales; mientras que a los docentes y administrativos deberán presentar su carné de vacunación.

Publicidad

Por la suspensión obligada que tuvieron luego del feriado de Navidad y Fin de Año, Pesántez dijo que los exámenes de fin de quinquemestre se aplazarán una semana más, mientras que el regreso obligado, previsto para el 7 de febrero próximo, aún está en evaluación.

Sobre este reingreso a las clases el director del Consejo Cantonal de Salud, Julio Molina, apoya que con base en la realidad de Cuenca “se debe mantener que las clases sean semipresenciales y de acuerdo a la voluntad de institución y padres”. Según el cronograma del Ministerio de Salud, en las próximas semanas se iniciará la vacunación para los pequeños de entre 3 y 5 años.

Los Ríos

Las escuelas de educación básica 15 de Noviembre y Víctor Villamarín, en el cantón Quinsaloma en Los Ríos, son parte de los 179 planteles educativos que reanudaron las clases presenciales en Los Ríos.

Aunque el ausentismo fue más notorio, los docentes de este plantel asistieron a impartir los conocimientos.

Publicidad

Estudiantes con mascarillas y respetando el distanciamiento social, ese fue el panorama que se observó en los exteriores e interiores de las unidades educativas.

Durante la jornada no se presentaron novedades y los protocolos de bioseguridad fueron aplicados.

Sin embargo, padres de familia que decidieron no enviar a sus hijos a las aulas expresaron su desacuerdo con el retorno voluntario anunciado el domingo por las autoridades de Educación y que cuenta con la aprobación del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional.

Ventanas, LOS RÍOS. Son 179 los planteles educativos en la provincia los que recibieron a sus estudiantes. Foto: Cortesía. Foto: El Universo

Priscila García, madre de dos menores de 7 y 12 años, manifestó que teme que sus hijos se contagien. Por eso decidió no enviarlos a la escuela. “No hay medicina en los hospitales, entonces si ellos llegaran a enfermar nos toca gastar en atención particular, y dinero no hay, más protegidos y cuidados están en casa”, dijo la mujer.

Mientras que Hernán Alcívar, quien es padre de dos menores de 14 y 7 años, consideró que el retorno a las aulas debe hacerse lo antes posible, ya que esto ayuda al desarrollo cognitivo de los alumnos.

“En dos años ya aprendimos a cuidarnos y a ser responsables y estamos vacunados, es hora de volver a las aulas”, dijo el ciudadano.

La escuela de educación básica 10 de Noviembre, en el cantón Ventanas, fue otro de los planteles donde también asistieron pocos estudiantes a recibir sus clases presenciales.

En el distrito de educación 12D01, que abarca a los cantones Babahoyo-Baba-Montalvo, retornaron de forma presencial a clases 19 unidades educativas. En el distrito 12D02 Urdaneta-Puebloviejo fueron 18 escuelas; 12D03 Quevedo-Mocache, 7; 12D04 Ventanas-Quinsaloma, 63; 12D05 Vinces-Palenque, 40; y 12D06 Buena Fe-Valencia, 32.

Esmeraldas

Con distanciamiento de dos metros entre alumnos y aplicando medidas de bioseguridad, se reanudaron clases presenciales voluntarias en planteles fiscales de Esmeraldas.

Unos 60 establecimientos urbanos y rurales de las ocho parroquias y de la capital provincial cumplieron la disposición del Ministerio de Educación y del COE nacional.

Rommel Ruiz, director distrital del Educación, verificó que se cumplan estos requisitos, así como el aforo de alumnos en horario de recreo.

El funcionario anunció que en la unidad educativa 21 de Septiembre se inmunizará a niños de 5 a 11 años a partir del martes 25. En este vacunatorio se inocula a un promedio diario de 300 personas. (I)