Este lunes 21 de junio, a las 10:00, la jueza penal de Pichincha Verónica Medina dará a conocer su resolución sobre posibles vicios de procedimiento dentro de la audiencia preparatoria de juicio por el presunto delito de delincuencia organizada que se sigue en contra del expresidente Abdalá Bucaram, su hijo Jacobo Bucaram Pulley y cinco personas más.

La audiencia se reinstaló el sábado, en el Complejo Judicial Norte, en Quito, y permitió a la Fiscalía refutar los argumentos de supuestos vicios de procedimiento. Duró más de diez horas.

La Fiscalía los investiga porque supuestamente habrían planificado y ejecutado actividades delictivas, entre marzo y octubre del 2020, dentro de la comercialización de pruebas para detectar COVID-19 y mascarillas en medio de la emergencia sanitaria.

Alfredo Arboleda, abogado del exmandatario, comentó que se terminó la primera parte que es la alegación sobre vicios de procedimiento.

Publicidad

Agregó que la defensa planteó 20 vicios de procedimiento y nulidad.

Arboleda comentó que plantearon vicios de competencia del juzgador, vicios al procedimiento de allanamiento, vicios al momento de realizar las audiencias de formulación y vinculación.

Además, a su criterio, se evidenció que la Fiscalía presentó dos actos urgentes para conseguir la reserva de la causa: un primer juez lo negó, sin embargo, solicita a un segundo juez, que -agregó- está prohibido por la ley.

Dijo que hubo falta de notificación, violación al trámite de procedimiento ordinario, falta de despacho de peticiones, confusión de la reserva de la investigación, entre otros.

Fiscalía indicó que la fiscal que lleva el caso, rebatió todas las intervenciones de las defensas de los procesados y pidió a la jueza que deseche los pedidos de nulidad planteados por los abogados y ratificar la validez procesal de la causa.

Horas antes de instalarse la audiencia, el expresidente aseguró, en sus redes sociales, que había sido llevado a una clínica. Más tarde escribió que estaba bien.

Publicidad

El pasado sábado 12 de junio se suspendió la audiencia, poco después de instalarse, por la ausencia de la defensa de uno de los procesados, el israelí Sheiman Oren, y la no comparecencia de manera física a la sala de audiencias de la fiscal del caso, Lidia Sarabia.

Para esta ocasión se iba a permitir la presencia de Sarabia por vía telemática.

La fiscal del caso iba a intervenir en la diligencia de manera virtual

El 8 de junio se instaló la audiencia en su cuarto llamado. Tres veces anteriores la audiencia fue diferida debido a la interposición de recursos de parte de los procesados.

En la diligencia se conocerá inicialmente si se declara o no la validez procesal.