Después de dos años de elaboración y modificaciones, el Concejo Metropolitano de Quito aprobó el Plan de Seguridad y Convivencia Ciudadana 2021-2015, con 14 votos a favor, 0 en contra y 4 abstenciones.

La sesión del Concejo se desarrolló la tarde del 21 de octubre. La secretaria de Seguridad, Daniela Valarezo, expuso parte del contenido del Plan, así como las observaciones hechas por los concejales.

La propuesta que aprobó el cuerpo edilicio tiene cinco objetivos estratégicos:

  • Erradicar la violencia de género en contra de las mujeres, niñas, niños y adolescentes, en todo tipo de transporte público del Distrito Metropolitano.
  • Implementar un sistema integral de seguridad ciudadana para la gestión del espacio público, a través de la prevención social, mediante la articulación de las diferentes entidades municipales y del gobierno central, con la participación de la comunidad.
  • Mejorar la confianza institucional en las instituciones de seguridad ciudadana y justicia que operan en la ciudad, a través de una articulación interinstitucional sostenible, para la participación en acciones estratégicas basadas en evidencia, frente a amenazas multidimensionales como pandemias o desastres naturales, con una rendición de cuentas y transparencia.
  • Desarrollar una cultura de paz, mediante la capacitación comunitaria y la ampliación de la cobertura de los sistemas municipales de atención y prevención de la conflictividad.
  • Gestionar eficientemente los riesgos antrópicos, por la contaminación ambiental y por la movilidad humana, con un enfoque de inclusividad, resiliencia y sostenibilidad.

Alcalde de Quito, Santiago Guarderas reestructuró las autoridades en 22 comisiones del Concejo Metropolitano

El plan recibió tanto críticas como halagos, por parte de los concejales. Entre quienes lo cuestionaron fueron Soledad Benítez, Paulina Izurieta, Marco Collaguazo, Luis Reina y Luis Robles. La principal observación de estos ediles fue que, a su criterio, si bien el documento arroja un diagnóstico de la situación actual de la ciudad, no contiene acciones específicas para intervenir y solucionar los problemas; tampoco se detallan los recursos económicos que se necesitarán.

Publicidad

“Esto es un estudio, no un plan (....) ¿Dónde está el presupuesto? ¿En qué se va a invertir?”. Fue uno de los comentarios de Izurieta, quien marcó su voto como abstención.

Por otro lado, Omar Cevallos, Eduardo del Pozo, Analía Ledesma, Mónica Sandoval y Gissela Chalá se manifestaron positivamente; no obstante, señalaron que el contenido puede ser mejorado. Ellos fueron parte de quienes votaron a favor para la aprobación.

Sandoval destacó que desde 2013 la ciudad no contaba con un plan de seguridad. Dijo que el documento actual sirve como punto de partida para la implementación de acciones, dentro de las competencias del Municipio, que comprenden principalmente la gestión de riesgos.

Con respecto al tema presupuestario, Valarezo dijo que en el plan no se puede incluir todos los proyectos que tiene planificados la Secretaria de Seguridad. “El plan busca generar articulaciones con el resto de instituciones”, explicó la Valarezo e indicó que una vez que las instituciones se integren y cuenten con sus presupuestos, se harán evaluaciones cada tres meses.

El alcalde de Quito, Santiago Guarderas, reprochó la actitud de los concejales que cuestionaron la iniciativa, cuando se trata de un tema prioritario para la ciudad.

“A mi me sorprende. Se dice aquí “cuándo traen al Concejo cosas importantes, cuándo nos ponemos a discutir cosas profundas”; se trae (y ahora dicen que) hay apresuramiento, (dicen) que hay un tema de querer trastocar las cosas. El presidente de la Comisión (de Seguridad), de la cual yo formé parte, en dos años ha invitado a todos los concejales a participar en las mesas de trabajo, (pero) yo no los he visto. Ahora me sorprende que vengan a decir que no se ha tomado A, B, o C (temas). Se ha invitado a la ciudadanía. Y se ha hecho un esfuerzo que se lo traer porque hay una necesidad de presentar un plan de seguridad, porque justamente el Municipio no lo ha tenido más de ocho años”, manifestó Guarderas.

Publicidad

Concejales de Quito piden informes al alcalde sobre enfrentamientos entre agentes municipales y comerciantes

Desde julio de 2019 se empezó a trabajar en el plan, señaló Bernardo Abad, presidente de la Comisión de Seguridad. Estuvo listo para presentarse meses después, ese mismo año; pero, por las manifestaciones de octubre, se tuvieron que hacer cambios. Luego, estuvo a listo para entregarse a inicios del 2020; sin embargo, debido a la pandemia, volvió a aplazarse y se elaboró uno nuevo.

Por eso, dijo el concejal, el documento final que conoció el Concejo es un plan post pandemia. Es estratégico, no operativo. Busca integrar a todas las instituciones, aunque no sean parte del eje de seguridad. Y contempla la gestión de riesgos.

Además, Abad informó que, a raíz de un pedido de la edil Analía Ledesma, está programado que en noviembre de este año la Policía Nacional capacite a los agentes de control metropolitano sobre uso de herramientas no letales. Aclaró que este entrenamiento no está dentro del marco del Plan de Seguridad.

El concejal Fernando Morales destacó que si bien el Gobierno Nacional tiene la competencia en materia de seguridad ciudadana, la iniciativa del Municipio apunta a una articulación adecuada con el Estado central. El plan va ayudar a mitigar los índices delincuenciales, agregó el concejal. (I)