Dos hombres fueron aprehendidos por irrespetar a las autoridades y organizar una fiesta clandestina en Esmeraldas y Santo Domingo de los Tsáchilas, durante el cuarto fin de semana de confinamiento extendido.

La primera detención se produjo la noche del último sábado en Tonchigüe, cantón Atacames. Ahí, un ciudadano irrespetó el toque de queda y faltó de palabra a la autoridad.

La otra aprehensión se registró la madrugada del domingo 16 de mayo en Santo Domingo de los Colorados. En la capital tsáchila, una persona fue detenida por organizar una fiesta clandestina, donde se encontraron menores de edad, bebidas alcohólicas y sustancias sujetas a fiscalización.

El responsable de la reunión quedó a órdenes de las autoridades de justicia, y los menores fueron entregados a sus familiares a través de la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen), se informó desde la Gobernación de esa provincia.

Durante el fin de semana, además, se evidenciaron más personas libando en plena vía pública y fiestas clandestinas, de acuerdo a los reportes de llamadas y videovigilancia del ECU-911, que coordinó con los entes competentes para atender dichos incidentes.

En uno de los operativos, en un área deportiva de la provincia tsáchila, ciudadanos que irrespetaron el toque de queda realizaron flexiones de pecho y otros ejercicios físicos por orden de las autoridades de control.

Mientras tanto, en la playa Las Palmas, en Esmeraldas, se reportó también el rescate del cadáver de un joven de 22 años, quien al parecer murió por ahogamiento. (I)