Ibarra

Una pericia judicial realizada para investigar la desaparición del menor Juan Sebastián Ipiales Díaz, de 9 años, el pasado 10 de noviembre en Ibarra, permitió el hallazgo del cadáver veinte días después.

Él y su hermano Santiago Ismael, de 7 años, fueron arrastrados por un aluvión tras el desbordamiento de la quebrada La Compañía, del sector La Floresta, mientras cruzaban un puente.

El más pequeño fue hallado en la noche del mismo día; en cambio, el mayor fue reportado como desaparecido desde ese entonces.

Publicidad

Este martes 30, una alerta proveniente de la hacienda La Carolina, en Imbaya, informó de la presencia de un cuerpo en el agua.

Aquello movilizó a todos los organismos de socorro y familiares, que realizaron la recuperación del cuerpo, una vez que fue extraído de la quebrada.

Después de las 11:00, el cadáver fue entregado a los familiares, cerrándose un trabajo de búsqueda que duró 20 días, que incluyó el uso de maquinaria pesada.

El Cuerpo de Bomberos de Ibarra maneja como hipótesis que la fuerte lluvia registrada el lunes pasado removió alguna área donde el cuerpo estuvo enterrado o atrapado, y el aguacero que siguió todo el día permitió que el cuerpo saliera a flote.

Bomberos de Ibarra coincidieron en que por el lugar estuvieron realizando recorridos en varias ocasiones, explicó Fausto Vaca, vocero de la institución.

No obstante, la Fiscalía y los organismos forenses de la Subzona de Policía Carchi serán los encargados de determinar las circunstancias del fallecimiento. (I)