El 15 de diciembre próximo es la fecha en la cual la empresa de Ferrocarriles del Ecuador EP (FEEP), que se encuentra en fase de liquidación, trasladará todos sus activos y pasivos al Ministerio de Transportes y Obras Públicas (MTOP). Este será el primer paso de un nuevo proceso de reactivación del ferrocarril, en el cual el Gobierno ahora está empeñado.

De acuerdo con el plan del Gobierno: “Una vez terminada la liquidación, el MTOP iniciará el proceso para generar una alianza público-privada con un socio estratégico que pueda operar el ferrocarril con condiciones de sostenibilidad económica, social, financiera y operacional”.

Es que el ferrocarril también es parte del portafolio de inversiones que el Gobierno ofertó en el Ecuador Open for Business, realizado hace pocos días en Quito, y a través del cual se busca atraer $ 30.000 millones en inversiones. La idea en este caso es ir hacia la “Rehabilitación, construcción, operación y mantenimiento del sistema ferroviario nacional”, de la mano de un socio estratégico, con una alianza público privada. El tren no se vende, sino que se concesiona. El plazo para completar el proceso sería el segundo semestre de 2022.

Roberto Salas, flamante secretario de Asociaciones Público Privadas y Gestión Delegada, explicó que el tren multipropósito es uno de los proyectos que más interés ha generado entre inversionistas. Salas recalcó que la empresa Ferrocarriles del Ecuador EP (FEEP) está en pleno proceso de liquidación, y que al momento está designado el delegante que será el Ministerio de Transporte y Obras Públicas. Explicó que el Ministerio de Turismo era el que tenía dentro de su cartera al ferrocarril porque este estaba orientado al turismo, ahora cambia de manos, pues el enfoque que ahora tendrá es el de transporte de pasajeros y de carga de productos, para poder facilitar y optimizar el traslado de productos agrícolas, mineros, aunque también habrá pasajeros y turistas.

Publicidad

En el resumen del proyecto presentado en el Ecuador Open for Business se habla de la repotenciación y rehabilitación del sistema ferroviario para transporte de turistas, transporte masivo de personas y cargas, a través de 965,6 km, aproximadamente, de línea férrea existente. Con esto también favorecer el cambio de matriz energética, abriendo la posibilidad de utilizar trenes con sistema de tracción eléctrica, que favorecen la descarbonización del sistema de transporte, alineando al país a los compromisos adquiridos internacionalmente hacia el cambio climático y movilidad sostenible.

De acuerdo con los datos exhibidos, el sistema ferroviario tiene 118,92 km operativos, 387,28 km no operativos y 459,60 fuera de servicio. Además entre sus activos tiene 53 locomotoras, 31 estaciones operativas.

Para trabajadores como para inversionistas, el cambio de manos de los activos y pasivos hacia el Ministerio de Transporte podría ser una suerte de hito, y esperan que este cambie la dinámica lenta y burocrática que se había estado llevando en el Gobierno anterior. Es que detrás del proyecto de rehabilitación está el drama humano de al menos 300 trabajadores que quedaron en el desempleo y a los cuales aún no se les liquida.

Marcelo Tapia, presidente del Comité de Empresa de la empresa Ferrocarriles del Ecuador EP en liquidación (FEEP), explica que tras la decisión de liquidar a través del decreto 1057 del presidente Moreno, se empezaron a dar largas al proceso. Al momento han sido desvinculados 300 personas, pero no se les han pagado sus haberes. El anhelo de los trabajadores es que ahora se pueda llegar a un acuerdo con el nuevo socio a fin de que les recontraten. Mientras más tiempo pasa, los activos también se van deteriorando a mayor velocidad, explica. Para Tapia, el tren sí puede ser rentable. Recuerda que hubo errores en el manejo del tren en el gobierno de Rafael Correa, pues se establecieron tarifas fuera del presupuesto de los ciudadanos comunes. Peor aún cuando se trató del tren crucero que se lo concibió solamente como un tren de lujo. Para Tapia es positivo que ahora se lo piense como un tren de transporte a fin de que sea sostenible. En todo caso, espera que el proceso de liquidación sea ágil, para proseguir con la firma de la concesión.

Ahora mismo se conoce que al momento existe el interés de varias empresas, entre ellas una rusa, otra peruana y otra estadounidense. Esta última es Reliance Rail Internacional. Su representante, William Stills, cuenta que desde el 2019 ya se presentó una carta de interés, pero lamenta que los procesos sobre todo en el anterior gobierno hayan sido muy lentos. Sin embargo Stills dice que sigue en pie el interés por el proyecto. Explica que han podido hablar con Roberto Salas y le han pedido que el nuevo reglamento de APP, que estaría por salir, sea socializado también con el sector privado. El anterior reglamento que consta en el decreto 1190 de Lenín Moreno era muy complejo y no ha logrado sacar ningún proceso público privado, explica.

En todo caso, ahora mismo están en el proceso de firmar un memorándum de entendimiento de cooperación entre el Ministerio de Producción y Ministerio de Transporte y Reliance Rail International para poder entregar el estudio de prefactibilidad y actualizar el costo de la compañía en conjunto con el Ministerio de Transporte y el Ministerio de Producción sin costo al Estado. Este acuerdo, comenta, no le compromete al Estado a ejecutar la propuesta, pero sí avanza hacia un estudio claro para la creación de un sistema logístico ferroviario con el objetivo de incrementar la competitividad y productividad.

La amplia propuesta plantea una inversión de $ 2.047 millones y una concesión por 35 años. El modelo de negocio incluye la construcción de 1.525 kilómetros de vías para completar cuatro rutas: la existente, una ruta minera sur, otra ruta minera norte y la de Yaguachi-Daule.

Reliance Rail ha tenido acercamiento con los trabajadores de la empresa Ferrocarriles del Ecuador (FEEP) y ha indicado que de firmarse el contrato serían recontratados, pues ellos tienen la experiencia y trayectoria en el manejo de trenes, son trabajadores especializados, dice.