El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó hoy la evaluación expost (posterior) del programa del FMI con el país que se aprobó en septiembre de 2020 y concluyó en diciembre de 2022. Este programa se cumplió durante los gobiernos de Lenín Moreno y de Guillermo Lasso.

Sobre el tema, el ministro de Economía y Finanzas, Juan Carlos Vega, puso en contexto la relevancia del programa: “Cuando el acuerdo se aprobó, en medio de la pandemia, la economía ecuatoriana estaba al borde del colapso. Como muestra el informe de la evaluación del FMI, con el acuerdo se evitó que la economía cayera en una crisis económica profunda y se fortalecieron instituciones económicas clave”.

El secretario de Estado destacó el valor de contar con una evaluación positiva: “Al haber concluido el acuerdo de manera exitosa, el Ecuador demostró seriedad con sus compromisos internacionales”. Además consideró que este reporte del FMI es un buen antecedente ahora que “dada la delicada situación fiscal que heredó el Gobierno del presidente Noboa, el país nuevamente requiere mayor financiamiento de los organismos multilaterales de crédito”.

Publicidad

El informe concluye que se cumplió con restaurar la estabilidad macroeconómica en el contexto de una recesión económica histórica. Que las autoridades reforzaron sus reservas fiscales, aprovechando el aumento del precio del petróleo. Y también que hubo avances en temas de normativa fiscal.

Sin embargo, el informe dice también que el acceso al mercado, es decir acceso a crédito de mercados internacionales, no ha sido restaurado debido a la incertidumbre política y a las grandes vulnerabilidades fiscales restantes, incluida la fuerte dependencia de los ingresos del Gobierno de los volátiles precios del petróleo. Esto en referencia al altísimo riesgo país que tiene Ecuador y que se encontraba este lunes 4 en 2.059 puntos al 3 de diciembre. El informe también concluye que la amplia asistencia técnica brindada a las autoridades ha ayudado a fortalecer la capacidad en áreas críticas, especialmente la contabilidad fiscal.

Entre puntos negativos, los directores consideraron que la suspensión de la reforma del subsidio a los combustibles tras el malestar social y el rediseño de la reforma tributaria durante el programa obstaculizaron los esfuerzos de consolidación de las autoridades y permitió que persistieran las vulnerabilidades.

Publicidad

Pero también señalan que los desembolsos se habían adelantado considerablemente, aunque la consolidación fiscal se retrasó más allá de la duración del programa.

El FMI realizó esta evaluación en cumplimiento de sus políticas internas, las cuales establecen que cuando un país recibe un programa con acceso excepcional se debe hacer una evaluación expost del programa y esta tiene que ser presentada dentro de un año de la terminación del acuerdo. El convenio del FMI con el país concluyó el 14 de diciembre de 2022.

Publicidad