El uso de drones en diferentes actividades profesionales comenzó hace varios años en Ecuador, pero recién en el 2020 la operación de aeronaves pilotadas a distancia (RPA) empezó a formalizarse más con un reglamento.

La normativa que tuvo modificaciones en el último trimestre del año pasado aplica para drones usados en actividades civiles cuyo peso máximo al despegue sea superior a 0,25 kilogramos y menor o igual a 150 kilogramos. La operación de las aeronaves de más de 150 kilogramos de peso máximo de despegue está prohibida en el país.

Bajo las nuevas reglas, los propietarios de drones tienen que registrar los aparatos, respetar horas de vuelo, evitar vuelos cerca de aeropuertos, volar a una altura máxima de 400 pies o 122 metros sobre el terreno, contratar un seguro para responder por daños causados a terceros, entre otros requisitos.

Así, volar este tipo de aparatos para actividades profesionales o fines recreativos demanda mayores responsabilidades en territorio nacional.

Publicidad

Tras la publicación del reglamento, Ecuador ha dado este año otro paso para formalizar la preparación de quienes operan drones. Semanas atrás, la Dirección de Aviación Civil (DGAC) autorizó el primer centro de capacitación para operadores de drones.

Dos firmas internacionales se juntan para hacer entregas a domicilio con drones; servicio arrancará en Quito

La firma Hobby Store, que está en el negocio de comercialización de drones y da soporte a entidades, fue avalada para ofertar las capacitaciones.

Esta empresa realizó una inversión de más de 30.000 dólares para montar su primer centro de capacitación en Quito y los equipos para arrancar con la instrucción.

Marco Garrido, uno de los dos instructores de este centro, explica que la DGAC pidió que la firma presente un pénsum académico basado en el reglamento expedido para la operación de drones.

En la capital, Hobby Store levantó su primer centro de capacitación para operadores de drones.

La preparación para que una persona pueda obtener un certificado incluye 25 horas de estudio: 20 horas de teoría, 2 en un simulador y 3 de prácticas con drones.

El centro admite alumnos desde los 18 años y para superar la preparación el estudiante debe lograr una nota mínima del 75%. Si reprueba la capacitación, tendrá otra oportunidad.

Publicidad

Garrido explica que actualmente los drones se usan para diferentes tipos de actividades profesionales, como levantamiento aerofotogramétrico, fines publicitarios, labores de fumigación agrícola, entre otras.

En el mercado ecuatoriano hay líneas de drones de diferentes marcas. Un aparato autónomo sport puede costar unos $ 700.

El curso que oferta esta empresa tiene un costo de $ 349 (más IVA) en la modalidad presencial y $ 259 (más IVA) en el sistema virtual. La especialización para el manejo de ciertos tipos de drones demanda una nueva capacitación.

Garrido indica que una vez que se estabilice la situación con la pandemia planean abrir centros de capacitación en Guayaquil y Cuenca. (I)

¿Qué responsabilidades tiene un operador de drones?

-El operador de una aeronave pilotada a distancia (RPA) o drones es responsable de la seguridad de la operación de cada vuelo.

-El reglamento establece que ninguna persona podrá iniciar o continuar el vuelo si conoce que la RPA no se encuentra en condiciones para realizar una operación segura.

-La autoridad de aviación civil dispuso que el operador de una RPA es responsable solidariamente con el explotador y/o propietario de la aeronave por la operación del aparato.

- El operador de una RPA es responsable de que la aeronave no represente ningún peligro para personas, animales, otras aeronaves y bienes en caso de pérdida del control de la aeronave por cualquier motivo.

- El operador de una RPA no podrá iniciar el vuelo a menos que el aparato se encuentre debidamente registrado de conformidad a lo establecido en el reglamento.