El desabastecimiento de combustibles en varias provincias del país es otra secuela de la paralización que lleva adelante la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie). Por un lado, el problema es que no puede llegar el producto a través de tanqueros a las diversas provincias, pero por otro también la inseguridad que sienten los distribuidores de gasolina de tener posibles retaliaciones de los manifestantes si venden el producto.

Los cantones Cayambe y Mejía, dentro de Pichincha, así como las provincias de Imbabura y Carchi en el norte, y toda la zona central de la sierra, como Cotopaxi, Chimborazo, Bolívar, Azuay y parcialmente Tungurahua, sufren de escasez de combustibles, informó el director ejecutivo de la Cámara de Distribuidores de Derivados de Petróleo (Camddepe), Oswaldo Erazo. La misma situación afronta la Amazonía, en las provincias de Napo, Pastaza y Zamora Chinchipe.

Adicionalmente, según Erazo, en Quito se ha normalizado el abastecimiento de gasolina extra, que hace dos días había escaseado. Para el dirigente, el Gobierno debe poner atención a la distribución de combustibles, pues de lo contrario se generará una paralización mayor en comercialización y, por tanto, se profundizarán más las pérdidas provocadas por el paro.

Los combustibles llegan a la Sierra por el poliducto tanto desde Pascuales (al Austro) como desde las refinerías de Esmeraldas y Shushufindi (hasta el Beaterio en Quito). Del Beaterio se abastece vía tanqueros a las provincias de Pichincha, Imbabura y Carchi. También desde el Beaterio el recorrido continúa por el poliducto a los terminales de Ambato que abastecen a Tungurahua y al de Riobamba, que entrega combustible a Chimborazo y Bolívar. Desde los terminales, en todos los casos, el combustible se carga y transporta en tanqueros hasta las estaciones de servicio.

Publicidad

Para el caso de Quito, los tanqueros sí se han podido cargar y ha llegado combustible a las estaciones. En Ambato, dado que el terminal se encuentra dentro de la ciudad, sí hay combustible en la parte urbana, no así en las afueras en donde ya no se ha podido abastecer. Para Chimborazo y Bolívar es muy difícil llegar con los tanqueros. Al Austro no estaría llegando, según se ha conocido, por falta de etanol.

El ministro de Energía, Xavier Vera Grunauer, admitió que hay escasez de combustibles, tanto gasolinas como GLP, en varias provincias del país, entre ellas, Cotopaxi, Tungurahua Chimborazo y Morona Santiago. Considera que el problema se puede agravar sobre todo en los sectores donde no tienen posibilidad de ingresar. En cambio, seguirá el abastecimiento en los sitios donde sí hay control por parte de la fuerza pública.

El ministro dijo que se trabaja en coordinación con Fuerzas Armadas para llevar a través de convoyes, pero recordó que estos también están siendo atacados por manifestantes. Recordó lo que pasó en San Antonio de Pichincha, pero con convoyes de alimentos, y los calificó de actos delincuenciales.

Se habla de posible focalización

El ministro de Energía, Xavier Vera Gunauer, recordó que el tema de la reducción de precios de los combustibles no es viable, y reflexionó que la gasolina extra está congelada. Señaló que el 94 % de ciudadanos que usan gasolina tienen ese subsidio. En todo caso, aseguró en una entrevista televisiva que el Gobierno analiza alternativas para focalizar, pues si llegara a haber una baja del precio de combustibles sería para los que estén focalizados.

Publicidad

Oswaldo Erazo, de la Camddepe, apoya el tema de la focalización. Considera que al momento ambas partes en conflicto (Gobierno y Conaie) mantienen posturas cerradas. Por un lado, el Gobierno indica que se debe mantener congelado y la otra parte quiere bajar. Para Erazo, sí podría haber una tercera vía, que es por ejemplo, focalizar el subsidio al sector agrícola, tal como se lo ha hecho con el camaronero y a la industria. Entonces, también se podría hacer con el tema agrícola. Esta focalización, dice, sin embargo, debería hacerse de manera directa, pues en las estaciones de servicio no puede haber combustibles de varios precios.

Para Erazo, se debería implementar un sistema de identificación de beneficiarios del sector agrícola y del transporte, y con una tarjeta magnética se podría vender a través de las estaciones de servicio. (I)