Desde el malecón de Salinas, decenas de personas observaron con cierto asombro el fuerte oleaje. A la altura del paseo artesanal, el mar subió hasta la carretera arrastrando a su paso arena y conchillas.

Con escobas, los comerciantes de la zona trataron de evacuar el agua para evitar afectaciones en sus puestos.

“Esto es en cada oleaje fuerte, siempre se sube el mar”, indicó uno de los trabajadores.

El agua del mar incluso entró a establecimientos del sector, como ocurrió en el portal del hotel El Mirador.

Publicidad

El Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar) indicó que durante el fin de semana habría un oleaje entre moderado y agitado que coincide con el primer aguaje del mes.

Hasta hoy, domingo, se tendrá un nivel de amenaza alto (bandera roja) en 33 playas y un nivel de amenaza medio (bandera amarilla) en otros 8 balnearios.

Más novedades

En la península de Santa Elena se reportaron otras novedades durante el periodo de aguaje.

Publicidad

Por ejemplo, en la playa de Ballenita, la mañana de ayer, se dio a conocer el varamiento de una fibra pesquera.

Mientras, en la comuna San Pedro, una embarcación en altamar ‘voló’ a causa de una ola, según se evidenció en fotografías compartidas en redes sociales. En la misma localidad, varias cabañas turísticas se vieron afectadas.

Por su parte, personal del Municipio de La Libertad, con apoyo de la Policía Nacional, procedió al retiro de personas en la playa de Cautivo, pues es considerada no apta para los bañistas. (I)