La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) llegó hasta la Fiscalía General este lunes para denunciar al Estado ecuatoriano por los muertos y heridos en los enfrentamientos entre la fuerza pública y los manifestantes, durante las protestas violentas de octubre del 2019.

La marcha, que comenzó como una concentración en el tradicional "Parque del Arbolito” terminó en una refriega entre indígenas y policías en medio de bombas lacrimógenas.

Tras un ritual en el sitio de concentración, los indígenas marcharon hacia la Fiscalía General para presentar la demanda. Antes de emprender la caminata, el dirigente Jaime Vargas hizo un llamado a todas las congregaciones a la resistencia y las movilizaciones para rechazar las políticas de este Gobierno.

Una vez presentada la demanda en la Fiscalía, la marcha indígena liderada por los dirigentes Leonidas Iza y Jaime Vargas salió por las calles de Quito para protestar en contra de las medidas adoptadas por el Gobierno de Lenín Moreno en tiempos de pandemia, y además, en contra de la invasión española hacia América.

Con huevos y pintura quedó cubierto este monumento ubicado en el centro norte de Quito. (I)