En una casa de dos pisos de la parroquia rural Ricaurte, en el cantón San Lorenzo (provincia de Esmeraldas), frontera norte con Colombia, permanece reunida la familia del futbolista Enner Valencia, en espera de noticias de Erci, la hermana del jugador que fue secuestrada la noche del lunes 17.

La familia se concentró en dicho lugar tras conocer sobre el plagio, que ocurrió a eso de las 22:00 del lunes último cuando ocho sujetos armados irrumpieron en la propiedad de los Valencia, en la Quinta Tunda Loma, ubicada en la carretera San Lorenzo-Ibarra, en la parroquia Calderón del cantón San Lorenzo.

Los parientes claman por su pronta liberación, mientras unidades de la Policía Nacional y personal de las Fuerzas Armadas la buscan por aire, mar y tierra. Incluso el jugador, quien está en México, "ruega por garantías para la vida y bienestar de su hermana Erci", publicó el martes 18, en su cuenta de Twitter, la periodista Tania Tinoco, quien agregó que el futbolista internacional le pidió que transmita a los ecuatorianos su agradecimiento por acompañarlo con sus oraciones en estos duros momentos.

Esto, mientras amigos y conocidos de los Valencia Lastra también llegaron a la parroquia Ricaurte para saber más sobre las investigaciones, a cargo de la Policía Nacional.

Publicidad

Petter Valencia, tío de Erci y de Enner, dijo brevemente que desconocía los motivos por los que secuestraron a su sobrina.

Él se encontraba en el lugar la noche del secuestro y fue quien escapó por una ventana y se lanzó al río Tululbí, que está cercano a la vivienda, afirmó.

En los relatos que hasta el momento se han expuesto, y que conocen las autoridades, se indica que querían secuestrar a Remberto Valencia, padre del futbolista y de Erci, pero que al entrar a la propiedad no lo encontraron y, por eso, se llevaron a ella.

La Quinta Tunda Loma es un terreno de palma africana comprado para una hostería, hace aproximadamente tres años, por el padre del jugador.

Durante el secuestro, Erci y su esposo, José Mina, fueron embarcados en una furgoneta de color plomo, propiedad de la familia.

Los captores se llevaron a Mina como conductor de la furgoneta por la carretera rumbo a Esmeraldas.

Publicidad

Relata que llegaron hasta el ingreso del camino vecinal a la parroquia Concepción. Él les habría dicho que no se lleven a su esposa, pero bajo amenazas lo obligaron a abandonar el lugar.

En la misma furgoneta regresó a Ricaurte. Hasta eso, Peter Mina ya había avisado a la Policía Nacional de la UPC de Calderón. Ahí iniciaron la búsqueda de víctima y captores.

Hasta la noche del martes 18 no había aún un diálogo entre los secuestradores y la familia de Enner Valencia, se indicó. Tampoco se habían pedido los $2 millones por el rescate, como se rumora en redes sociales.

Freddy Sarzosa, de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestro (Dinased), indicó que las indagaciones continúan en conjunto con la Unase.

Mientras, el comandante policial de San Lorenzo, Patricio Pazmiño, ha participado de sobrevuelos con el helicóptero de Aeropolicial en los puntos de referencia por donde se habrían llevado a Erci.

También, la Infantería de Marina realiza su búsqueda por zonas marítimas y ribereñas entre los cantones San Lorenzo y Eloy Alfaro, en la frontera norte, en la provincia de Esmeraldas.

Cadenas de oración para que devuelvan a Erci, conocida por su labor en área de salud

En una foto de la cuenta de Facebook de Erci Valencia, aparece ella junto a su hermano Enner. La joven fue secuestrada el lunes 17, en San Lorenzo.

Erci Valencia Lastra, de 28 años, quien fue secuestrada la noche del lunes y está reportada como desaparecida, trabajó como técnica de Atención Primaria de Salud (TAPS) del Ministerio de Salud Pública (MSP) en la parroquia Ricaurte.

Por la pandemia del COVID-19 se fue de esta población con la familia a la Quinta Tunda Loma, terreno comprado hace unos tres años por Remberto Valencia, padre del futbolista a quien habrían querido secuestrar en lugar de Erci, según las primeras investigaciones.

Quienes conocen a Erci aseguran que es una mujer tranquila y que no demostraba inconvenientes, miedos o problemas de inseguridad.

Michele Mercado, una de sus amigas, al igual que familiares y excompañeros de trabajo convocaron a jornadas de oración y también para ayudar a su búsqueda. Todos quieren que regrese pronto y sana a su hogar. (I)