Desde que se dispuso el cierre de las fronteras en Ecuador debido a la pandemia de coronavirus COVID-19, un total de 5250 ecuatorianos habrían regresado al país mediante vuelos humanitarios y aún faltarían por retornar poco más de 6000 compatriotas que se mantienen en diversos países del mundo.

Según el ministro de Relaciones Exteriores, José Valencia, en los últimos cuatro días han regresado a Ecuador más de 1000 ecuatorianos desde el extranjero en vuelos humanitarios. Los últimos arribaron al país en vuelos charter.

Valencia dijo que entiende la necesidad de retornar al país que tienen los compatriotas, pero recordó que se ha hecho un esfuerzo logístico por parte del Estado ecuatoriano para ir armando cada vuelo humanitario, principalmente porque el país no tiene la capacidad de organizar los vuelos, ni de definir los costos que significa la operación de un vuelo que podría repatriar a ecuatorianos.

Publicidad

El canciller ecuatoriano reiteró el compromiso del Estado para seguir consiguiendo el retorno de ecuatorianos que están varados en el extranjero. Agregó que buscan que los ecuatorianos lleguen de manera ordenada y que cumplan con su aislamiento obligatorio que ha determinado el Comité de Operaciones de Emeregncia (COE) Nacional.

Respecto a las quejas por los altos costos que deben pagar en hoteles los ecuatorianos que retornan y acceden al aislamiento obligatorio de 14 días, Valencia explicó que han conseguido una amplia gama de precios, pero lo que habría ocurrido es que con la llegada tantas personas a Ecuador los hoteles más baratos han sido aquellos que se contratan primero y por ello se han agotado.

"Estamos expandiendo la posibilidad de tener hoteles, hostales más económicos para lograr que las personas lleguen a Ecuador cuanto antes y tengan un precio adecuado (en estos lugares donde mantendrán el aislamiento)", dijo Valencia.

Publicidad

Finalmente, el ministro de Relaciones Exteriores señaló que el tema de lograr el retorno de personas a su país de origen es un problema y un gran reto para todos los países. A modo de ejemplo, refirió que en un país sudamericano más grande que el nuestro y con más recursos tienen a 20 000 ciudadanos fuera y solo puede retornar a 400 personas diarias por problemas de facilidades de transportación aérea. (I)