Prefectura, Municipio de Loja, bomberos y Secretaría de Riesgos se unieron en esta ciudad para empezar desde ayer con la limpieza de calles, veredas, fachadas y demás elementos que encuentren a su paso las brigadas.

Dos tractores con aguilón, con sus respectivos operadores y técnicos de la Prefectura, junto a personal de las entidades participantes, aplican una solución desinfectante con base a Bioperac (biológico).

El prefecto Rafael Dávila señaló que en la mayoría de calles del centro, norte y sur de Loja se realiza esta actividad con los implementos y seguridades necesarias.

Al equipo de los dos tractores también se sumó una motobomba del Cuerpo de Bomberos, efectivos y personal del Municipio de Loja.

Publicidad

"Queremos contribuir con la desinfección de las calles y veredas de la ciudad, tanto en la parte céntrica como en sus barrios, es parte de la colaboración de la Prefectura para cuidar y tener un ambiente más sano en la ciudad, esto no es dañino para la salud. El afán es colaborar para que los niveles de contagio del COVID-19 sean mínimos", argumentó Dávila.

El recorrido consideró las calles 18 de Noviembre, desde Juan de Salinas hasta Celica; avenida Universitaria hasta el Hospital Isidro Ayora; avenida Manuel Agustín Aguirre hasta la calle José Picoita; las calles del Mercado Mayorista y del Hospital Manuel Ignacio Monteros.

Cuando se culminen los trabajos en la ciudad de Loja se irá también a los otros cantones de la provincia, en coordinación con los municipios, adelantó Dávila.

Esta iniciativa la tomó con anterioridad la empresa privada, pues algunas calles y veredas de varios barrios recibieron fumigación por parte de personal de la empresa Fumilimpieza. "Es una colaboración necesaria en estos momentos", dijo Luis Sandoval, dueño de la empresa, cuyo vehículo ha sido escoltado por patrulleros policiales en las últimas tres noches.

En la ciudad de Loja se han reportado dos casos positivos de COVID-19; dos, en Calvas; un en Zapotillo; uno en Catamayo; uno en Macará y dos lojanos residentes en Guayaquil, según la información dada por la gobernadora Lorena Costa.

En Loja, la capital de la provincia del mismo nombre, el toque de queda se cumple estrictamente desde las 14:00 de este miércoles. Las calles lucen vacías. Los semáforos encendidos y hasta se podía ver algunos animales domésticos en calles y veredas, sin tránsito vehicular ni peatonal. (I)