Publicidad

¿Cómo hacer compost o abono casero?

Como parte de la serie sobre reciclaje, EcoUniverso presenta cómo hacer compost o abono casero.

Como parte de la serie sobre reciclaje, EcoUniverso presenta cómo hacer compost o abono casero. Foto: redaccion

Hacer compost o abono casero es otra forma de cuidar el ambiente, pues se reduce la cantidad de desechos que llega a los botaderos y se evita la compra de este producto empacado. También es una manera de transformar los desperdicios y alargar su vida útil.

Puedes hacerlo en un departamento, casa o jardín, con los desperdicios diarios o reunirlos durante una semana para así hacer todo el proceso en un solo día. Otra buena idea sería organizarse entre vecinos o varias familias para fabricar este abono y luego compartirlo.

Para esta publicación, recibimos la asesoría de Vida Suelo, una empresa local que crea abono y productos orgánicos para jardinería y agricultura, y da asesoría para la creación de huertos urbanos y cultivos en general. ¡Vamos a intentarlo!

Toma conciencia:

Publicidad

Las cáscaras, semillas, restos de frutas o vegetales, también son desperdicios que deben procesarse. Aunque son biodegradables y su impacto es mínimo frente al plástico, foam o materiales químicos, los desechos orgánicos pueden tener una segunda vida útil. Al transformarlos en abono, se acelera su proceso de descomposición y pueden volver a la tierra de una manera amigable con el planeta.

Pasa a la acción:

Hay diferentes formas de hacer para hacer abono en casa. Vamos a detallar un método sencillo y práctico que se puede realizar en pequeñas o grandes cantidades, según tu espacio y necesidad.

Materiales:

1. Gaveta o caja de madera. De preferencia con tapa. Si no tiene tapa, usa una lona oscura para cubrir la mezcla. Así evitas que lleguen moscas u otros insectos

2. Restos de abono o tierra enriquecida. Los minerales y micronutrientes de estos materiales aceleran la 'bio-transformación' de los desechos orgánicos

3. Melaza o agua con panela. La cantidad depende del tamaño de la gaveta. El líquido debe humedecer un poco la tierra. El azúcar de estos productos es alimento para las buenas bacterias que realizan el trabajo de transformar los desechos en abono. Si entre los restos orgánicos que reuniste hay frutas, se puede evitar este ingrediente

Publicidad

4. Harina enriquecida. Puedes usar polvillo de arroz, máchica, cebada u otras. Los restos del café (molido) también son útiles

5. Ramas y hojas. Pueden ser frescas o secas. Lo importante es que las cortes en pedazos muy pequeños

6. Desechos orgánicos. Junta los restos de frutas y vegetales y pícalos finamente. No se deben incluir restos de animales u otros desperdicios. Las cáscaras de huevos sí son bienvenidas, pero deben estar trituradas

7. Una pequeña pala o rama para remover

8. Entusiasmo y paciencia. En un ambiente cálido y húmedo como Guayaquil se debe esperar entre mes y medio y dos meses para obtener el abono; en Quito podría tardar unos tres meses

Elaboración:

1. Juntar los desechos orgánicos finamente picados. Puedes hacerlo en un solo día o ir llenando la gaveta poco a poco. En este último caso, puedes mezclar los desechos con la tierra enriquecida y al final sumarle los demás ingredientes

2. Mezclar todos los ingredientes en la gaveta y revolver muy bien

3. Tapar el recipiente. Puede quedarse dentro o fuera de casa

4. Remover la mezcla cada semana

5. Al mes, aproximadamente, es probable que se genere un líquido dentro de la gaveta. Esto es normal, parte del proceso de 'bio-transformación'. Inclina levemente la gaveta, recoge el líquido con una taza pequeña y viértelo sobre la misma tierra. Si hay demasiado líquido, bota el exceso

6. Vigilar que no lleguen hormigas. Se pueden usar repelentes orgánicos para ahuyentarlas

7. En unos dos meses, tu abono estará listo para ser usado en un jardín o como base para nuevo compost

Crea el hábito:

Cuando llenes una gaveta, puedes empezar con otra y así tener abono casero disponible por más tiempo. Esta podría ser una divertida actividad para hacer en familia o con vecinos. También podrías proponerla en escuelas u oficinas.

Es más fácil de lo que crees. ¡Vamos convertir este universo en un EcoUniverso! (F)

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Encontraste un error en esta noticia?