Desde la noche del domingo anterior se reinició el bombeo de agua cruda del río Esmeraldas, a la planta de tratamiento de la Empresa de Agua Potable y Alcantarillado (EAPA) San Mateo.

La planta de captación reinició sus operaciones desde las 22:00, luego de comprobar que el agua del río es apta para el tratamiento y su posterior distribución.

La suspensión del servicio se realizó el sábado pasado luego de comprobarse sedimentación y turbiedad, atribuidas a descargas residuales desde la central hidroeléctrica Manduriacu.

"Las aguas del río Esmeraldas presentaron altos de grados de turbiedad con la presencia de químicos como el amoniaco", informó la empresa potabilizadora en un comunicado.

Desde las primeras horas de este lunes se anunció el restablecimiento progresivo de agua potable a los diferentes sectores del sistema regional Esmeraldas, Atacames y Rioverde.

La Empresa Municipal de Agua Potable de Quinindé anunció también el restablecimiento del servicio en la parroquia Viche.

Técnicos de Calidad Ambiental de la dirección provincial del Ministerio del Ambiente (MAE), que recorrieron la zona afectada con presencia de peces muertos, solicitaron las acciones correspondientes.(I)