La asambleísta Paola Vintimilla (PSC) pidió este jueves el retiro de la nacionalidad ecuatoriana a Julian Assange, argumentando que se cometieron irregularidades cuando la concedieron.

En rueda de prensa, donde estuvo acompañada de otros 12 integrantes de la bancada del PSC, dijo que “como ecuatorianos debemos exigir que esa nacionalidad le sea retirada al señor Assange”.

Vintimilla obtuvo la información que solicitó sobre la situación de Assange en la Embajada en Londres y, entre los documentos recibidos, encontró una carta del fundador de WikiLeaks en la que da por terminada su calidad de asilado.

La carta tiene fecha del 4 de diciembre de 2017 y, a partir de este documento, la asambleísta pregunta al actual canciller José Valencia: “En este momento, ¿qué condición tiene Assange? ¿Es un ecuatoriano que está viviendo en la Embajada de Londres y nosotros estamos pagando eso? Porque aparentemente no tendría la calidad de asilado”, dijo.

Vintimilla argumentó que desde que empezó el proceso de naturalización, en septiembre del año pasado, se cometieron una serie de actos irregulares como declarar secreto el proceso en que recibió la ciudadanía y dictar un reglamento tardío para justificar la naturalización al interior de una embajada.

La Cancillería no respondió a estas inquietudes este jueves. La asambleísta pedirá a la Contraloría que audite los gastos de Assange en la Embajada.

El fundador de WikiLeaks se mantiene como asilado desde mediados de 2012 en la embajada de Ecuador en Londres, en donde se refugió para evitar una posible extradición de Suecia, donde tenía cargos por delitos sexuales, que se ha empeñado en negar. (I)