Se gestiona nuevo contrato de exportación de residuos peligrosos de la Refinería Esmeraldas

Se gestiona nuevo contrato de exportación de residuos peligrosos de la Refinería Esmeraldas
Se gestiona nuevo contrato de exportación de residuos peligrosos de la Refinería Esmeraldas
ESMERALDAS.- Autoridades de EP Petroecuador y la asambleísta Roberta Zambrano verificaron los almacenamientos y remediación de suelo de pasivos ambientales de la Refinería.
30 de Agosto, 2018 - 13h38
30 Ago 2018 - 13:38
Esmeraldas -

Autoridades de EP Petroecuador aspiran hasta fines de este año a un nuevo contrato de exportación de residuos peligrosos (sosa cáustica gastada y dietanolamina), que se produce luego de la industrialización del petróleo y sus derivados en la Refinería Estatal de Esmeraldas.

El anuncio lo hizo esta mañana Fernando Benalcázar, sub gerente de Seguridad, Salud y Ambiente de la estatal petrolera, durante el recorrido en las áreas donde está vigente el plan de eliminación de pasivos ambientales y gestión de residuos peligrosos, de la refinería esmeraldeña.

Indicó que la Fiscalía avanza su investigación del contrato 2012065 y sus complementarios, que se firmó en el gobierno anterior, para transportar estos pasivos por el puerto marítimo de Esmeraldas hacia Sandouville (Francia), para su disposición final.

La nueva exportación estaría prevista para el primer trimestre de 2019, y este proceso costaría hasta un aproximado de $ 7 millones financiados por EP Petroecaudor, según el funcionario Benalcázar.

En la inspección estuvo presente también la asambleísta por Esmeraldas, Roberta Zambrano, quien ha solicitado se gestione exámenes médicos a operadores y exoperadores de la planta petrolera, para verificar su estado de salud, ya que algunos han denunciado haber contraído enfermedades catastróficas por su labor en la refinación de crudo (I)

Se gestiona nuevo contrato de exportación de residuos peligrosos de la Refinería Esmeraldas
Ecuador
2018-08-30T13:41:24-05:00
Autoridades de Petroecuador y la asambleísta Roberta Zambrano verificaron los almacenamientos de pasivos ambientales de la Refinería.
El Universo