Licencia para el cultivo de marihuana, el aborto y vientre de alquiler son varios de los temas que, según advirtió ayer la asambleísta Poly Ugarte (PSC-MG), constan dentro del proyecto del Código Orgánico de la Salud y que –dijo– se pretenden aprobar sin debate por quienes son mayoría en la Comisión del Derecho a la Salud de la que ella forma parte.

Ugarte expresó que no busca confrontaciones, sino dar una alerta a la ciudadanía de los puntos críticos que tiene este código que considera atenta contra el derecho a la vida, contra la familia y la protección de jóvenes contra las drogas.

Dijo que en la sesión del jueves pasado esa mayoría de seis asambleístas votó en bloque, sin haberles entregado la documentación respectiva con 24 horas de anticipación para poder analizarlos. “Se votó la primera parte los preliminares que tratan básicamente sobre deberes y derechos”, señaló.

La asambleísta indicó que ella y los demás que son minoría se oponen a artículos como el 333 sobre Regulaciones respecto al uso terapéutico del cannabis en el que se establece otorgar licencias para la siembra, cultivo, cosecha, industrialización, almacenamiento y dispensación con fines medicinales y terapéuticos. También cuestionan los artículos 189 sobre reproducción humana asistida y el 194 que dentro de emergencias obstétricas se menciona el aborto.

Expresó que ante la presión que ejercieron han logrado que el tema de la eutanasia que constaba en el artículo 17 fuera retirado del proyecto.

“Queremos pedirle al presidente de la República que vete esos articulados que lesionan a la sociedad y a la vida y si no llegara a vetarlos que se haga una consulta popular”, indicó Ugarte. (I)