Maricela Proaño: ‘Hay que acercar los servicios a la población que es vulnerable’

Maricela Proaño: ‘Hay que acercar los servicios a la población que es vulnerable’
Maricela Proaño: ‘Hay que acercar los servicios a la población que es vulnerable’
Maricela Proaño, Psicóloga
15 de Abril, 2018
15 Abr 2018

Guardar silencio. “Un silencio sepulcral frente a los asesinatos y desapariciones” ha sido el hábito de la población fronteriza de las provincias de Carchi y Esmeraldas, afirma Maricela Proaño, psicóloga que recorre esta área desde hace más de tres décadas. “El temor aniquila, cohíbe, hunde, sofoca, no hay peor sentimiento que vivir con temor, es quizás peor que vivir en la misma pobreza”, afirma. Es un silencio, agrega, que obliga incluso a no mencionar ciertas cosas. “Hay temas que allá no se topan, hechos que se sabe han sucedido como la muerte de una persona, pero, nadie comenta nada”.

Dar alternativas a esa población es una de las formas de contrarrestar la cultura del silencio, añade. Acercar los servicios de seguridad y también de educación y salud, hacer notar la presencia estatal sería una de las salidas.

La especialista ha conversado con pobladores del cantón San Lorenzo y del balneario Las Peñas, en el cantón Eloy Alfaro, en Esmeraldas. Cuenta que en sus primeras visitas tuvo mucho temor por el alto número de militares que hay. “Cuando se ve tanta gente que trabaja para resguardar se sabe que hay problemas”.

Sin embargo, los grupos dedicados a delitos transnacionales han permeado a esta población. “Está la situación del chantaje, sujetos lo utilizan como forma de sometimiento para que los otros trabajen para ellos”.

Hasta preguntar por qué hay tantos militares ocasiona temor. “Me han mirado, se han quedado conversando conmigo un rato y cuando empiezo a preguntar algo relativo a estas situaciones, pues enseguida me cambian el tema o simplemente se van, se alejan”, afirma Proaño.

Ella hace una diferenciación frente a lo que pasaba hace once años cuando había un mayor control de los pases fronterizos, según indica.

“Para ingresar a Ipiales (ciudad colombiana cerca de la frontera con Ecuador), para ir por ejemplo a Aguas Hediondas, que es un sitio donde había muchos problemas, o Tufiño, había que portar documentos, me revisaban el vehículo, tenía que explicar por qué voy. Desde hace cinco años nadie me ha pedido nunca documentos, ni me han chequeado el auto”, comenta.

El turismo que parecía levantarse con inversión hotelera en el balneario Las Peñas hoy está mermado. “De nada sirve tener una buena carretera si el destino final no ofrece las mínimas garantías de seguridad por lo que los turistas de Carchi e Imbabura han dejado de ir”, explica. (I)

Maricela Proaño: ‘Hay que acercar los servicios a la población que es vulnerable’
Política
2018-04-15T00:00:34-05:00
Guardar silencio. “Un silencio sepulcral frente a los asesinatos y desapariciones” ha sido el hábito de la población fronteriza de las provincias de Carchi y Esmeraldas, afirma Maricela Proaño, psicóloga que recorre esta área desde hace más de tres décadas.
El Universo