Gary no resistió dosis que le habría dado su madre

Gary no resistió dosis que le habría dado su madre
Gary no resistió dosis que le habría dado su madre
Familia se mostró destrozada por la pérdida de Gary Joel, el valiente y estudioso de la familia, como lo recuerdan.
12 de Marzo, 2018
12 Mar 2018

Gary Joel, de 9 años, era uno de los mejores alumnos de su aula. Era disciplinado. Le gustaba ser ejemplo de sus tres hermanos. “Soy valiente y voy a crecer”, fueron sus palabras antes de tomar una sustancia que le habría ofrecido su madre pensando que era vitamina.

Su mamá, de 25 años, supuestamente robó aquella sustancia, que estaba dentro de un frasco de vitaminas, en una casa a la que fue a hacer el aseo.

La sustancia no era vitamina. Era una mezcla de drogas que tenía diluyente, marihuana, cocaína, entre otros elementos, que el dueño de casa usaba para frotarse las piernas.

La valentía de Gary pudo más. Fue el primero que tomó un gran sorbo del líquido, el pasado viernes, en la cooperativa Trinidad de Dios, en Monte Sinaí, noroeste de Guayaquil.

“Gary hizo una cara horrible”, comentó su tía Kerly Torres, quien contó que su sobrina de 8 años fue la segunda en probar el líquido, que escupió en cuanto su mamá le dio la espalda. “Ya nadie quiso tomar, me dijo la bebe. La mayor de 13 y el más chiquito de 6 tomaron a medias y vomitaron”, indicó.

Gary ya estaba en el baño lavándose los dientes. No resistía una especie de ardor en la boca. El niño se sintió tan mal que pidió ayuda a su madre. Ella lo intentó bañar, pero cayó al piso con convulsiones.

Allí, la hermana de 7 años corrió ocho cuadras para pedir ayuda donde su familia paterna.

“La bebe llegó llorando, sin poder hablar, con los ojos hinchados, la lengua entumecida. Nos alcanzó a decir que su hermanito estaba mal, que su mamá les dio un remedio”, recordó Kerly, quien corrió con su sobrina a la otra casa.

Allí ya no estaban Gary ni su mamá. Solo la niña de 13 años y el hermano de 6. Ellos también empezaron a convulsionar, contó.

Los hermanos fueron llevados al hospital Universitario, en la vía Perimetral.

Allí Kerly se dio cuenta de que su sobrino Gary había fallecido. Al salir de la entrada de la 8 (avenida Casuarina), el niño no evidenciaba signos vitales.

“Yo quise linchar a mi excuñada. Le dije por qué le dio eso a los bebes. Ella se arrodilló y dijo que no los quiso matar, pensó que eran vitaminas”, expresó la tía de los niños.

Santo Ardila Zambrano, fiscal de turno, sostuvo que en la audiencia de flagrancia, el sábado pasado, se determinó la posible existencia de un homicidio culposo, por lo que la madre estará detenida mientras duren las investigaciones.

Kerly lamentó que los hermanos recién se habían reencontrado con su mamá, pues vivían en sitios separados.

La niña de 7 años se recupera en el hospital Universitario y los otros dos, en el Francisco de Ycaza Bustamante.

Gary fue despedido en el suburbio, en casa de la abuela paterna. Lo sepultaron en el cementerio Ángel María Canals, en el mismo sector. (I)

15
Minutos

Médicos dijeron que los niños llegaron 15 minutos antes de que la sustancia acabara con su organismo.

Problema familiar
Kerly Torres, tía de los niños, confesó que su excuñada y su hermano son consumidores de droga. Y que su madre cuidaba de la niña de 7 y del niño de 6, mientras que una madrina le daba el estudio y el sustento a Gary, ya que la madre no les habría dado los cuidados necesarios. Incluso, ya habían iniciado un trámite con autoridades respectivas para tener la custodia de los niños. Sin embargo, ese proceso no se concretó. Ahora la mujer pide que le den la custodia y con ayuda costear la recuperación de los niños. Su teléfono es 098-137-1350.

 

Gary no resistió dosis que le habría dado su madre
Seguridad
2018-03-12T00:07:04-05:00
Familia pide ayuda para sanar a los niños sobrevivientes. Madre está detenida por investigaciones.
El Universo