Autos eléctricos, una iniciativa que no arrancó

Autos eléctricos, una iniciativa que no arrancó
Autos eléctricos, una iniciativa que no arrancó
(Tomado de la Revista Vistazo) Justin Perry, supuesto inversionista de megafábrica.
14 de Febrero, 2018
14 Feb 2018
Quito -

A un año del anuncio del montaje de una megafábrica de autos eléctricos en Yachay EP se hicieron públicas supuestas inconsistencias en el proyecto

Desde el lanzamiento, inclusive días antes, Justin Perry, exgerente de Red Tech, empresa que invertiría $ 3 mil millones, y también el rector saliente de la Universidad Yachay Tech, Carlos Castillo-Chávez, afirmaron tener señales de alerta.

Castillo-Chávez aclaró que la Universidad nunca tuvo vínculo con este proyecto, pero cuando se realizó el lanzamiento, el 14 de febrero de 2017, fue invitado. Relata que le llevó minutos darse cuenta de que la idea no era posible ni cierta.

“Traen como a 25 o 30 ingenieros, muchos son latinoamericanos... (A) Raúl Molina (le) pregunto: ¿cómo ubicó a todos estos ingenieros? Me doy cuenta de que ninguno de este grupo nunca va a poder construir un auto eléctrico, no tenía la experiencia, nada”, relata.

Molina, nombrado presidente de la iniciativa, acudió al lanzamiento junto a Perry, el entonces titular de la Secretaría de Educación Superior (Senescyt), René Ramírez, y el exgerente general de Yachay EP, Héctor Rodríguez.

Aunque el expresidente Rafael Correa no estuvo, dio su respaldo al proyecto a través de las redes sociales hasta septiembre del 2017.

Según la revista Vistazo, en las dos semanas previas a la presentación, Molina reclutó a once ingenieros para diseñar el prototipo de auto eléctrico.

El diseño del auto “fue un copy paste de internet”, dijo a la publicación uno de los técnicos. “Nos basamos en diseños de empresas de carros eléctricos de la India y de Tesla. Realmente no había gran innovación, pero cuando a un diseño le cambias el 5% ya lo puedes patentar como nuevo”.

Los ingenieros señalaron que no tenían herramientas para entregar un auto eléctrico en tan corto plazo, entonces Molina “adquirió por internet un motor eléctrico y mandó a comprar baterías de litio a Colombia. El equipo de ingenieros se quedó estupefacto cuando llegó con unos faros comprados en Quito y se enojó porque no calzaban en el diseño”.

Perry, quien aseguró que fue engañado, señaló que la premura por presentar el proyecto se debía a la cercanía de la elección presidencial. (I)

Autos eléctricos, una iniciativa que no arrancó
Política
2018-02-14T00:09:05-05:00
A un año del anuncio del montaje de una megafábrica de autos eléctricos en Yachay EP se hicieron públicas supuestas inconsistencias en el proyecto
El Universo