España tendrá que indemnizar a los etarras que mataron a dos ecuatorianos

Patricia Villarruel
13 de Febrero, 2018 - 18h06
13 Feb 2018 - 18:06
Madrid -

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condenó hoy a España a indemnizar por trato inhumano y degradante a Martín Sarasola e Igor Portu, los etarras que perpetraron el atentado en el aeropuerto de Barajas en Madrid, el 30 de diciembre de 2006, en el que murieron los ecuatorianos Diego Armando Estacio Sivisapa y Carlos Alonso Palate Sailema.

La sentencia hecha pública hoy en Estrasburgo (Francia) determina que los agentes de la Guardia Civil infligieron malos tratos durante el arresto y la detención incomunicada de Portu y Sarasola por lo que deberán ser indemnizados por el Estado con 30.000 y 20.000 euros, respectivamente.

Lea también: Ellos son los terroristas que mataron a dos ecuatorianos

El Tribunal descarta que sea un caso de torturas pero sí que se trata de daños morales. Los etarras denunciaron que tras ser apresados recibieron “patadas y golpes” y que “fueron golpeados por agentes de inteligencia”. Hubo informes médicos que ratificaron las lesiones.

De hecho, Portu requirió de atención sanitaria durante 27 días y Sarasola, 14. Aunque en 2010, la Audiencia Provincial de Guipúzcoa condenó a cuatro agentes de la Guardia Civil a diferentes penas por “delito de torturas graves”, el Tribunal Supremo anuló la sentencia un año después.

El fallo del TEDH establece que las lesiones están “suficientemente demostradas” y que éstas no han sido negadas ni por el Tribunal Supremo ni por el Gobierno, por lo que la “responsabilidad debe ser imputada al Estado”. España vulneró, por tanto, la prohibición de tratos inhumanos o degradantes en su aspecto material (el maltrato en sí) y procesal (no investigarlo), recogida por el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Lea además: Dictan prisión contra terroristas que mataron a dos ecuatorianos

Martín Sarasola, Igor Portu y Mikel San Sebastián idearon el atentado desde septiembre de 2006. El 27 de diciembre robaron una furgoneta y secuestraron a su propietario, Iker Lascurain Marculeta. Sarasola introdujo el vehículo Renault Traffic granate matrícula 6054DKY en el aparcamiento del aeropuerto de Madrid. Utilizó una peluca, una gorra y una mascarilla en la nariz para que no se viera su rostro.

El coche estalló con 200 kilos de explosivos y ETA puso así punto final a la tregua declarada en marzo de ese año. El 6 de enero de 2008, la Guardia Civil detuvo a Sarasola y Portu. San Sebastián huyó a Francia pero fue apresado semanas después.

En junio de 2010, la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional condenó a los tres etarras a 1.040 años de cárcel por dos delitos de asesinato terrorista, 48 tentativas de asesinato y un delito de estragos.

Y les impuso una indemnización de 2.593.000 euros para los numerosos afectados. De ese valor, 500.000 euros para la familia de Carlos Alonso Palate y 700.000 para la de Diego Armando Estacio.

Según explicó hoy el ministro de Justicia, Rafael Catalá, los etarras no cobrarán los 50.000 euros de indemnización fijados por el TEDH sino que se descontará de la que “tienen pendiente por los gravísimos asesinatos por los que fueron condenados”. (I)

España tendrá que indemnizar a los etarras que mataron a dos ecuatorianos
Internacional
2018-02-13T18:10:26-05:00
El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condenó hoy a España a indemnizar por trato inhumano y degradante a Martín Sarasola e Igor Portu, los etarras que perpetraron el atentado en el aeropuerto de Barajas en Madrid, el 30 de diciembre de 2006, en el que murieron los ecuatorianos Diego Armando Estacio Sivisapa y Carlos Alonso Palate Sailema.
El Universo