Un robot que explora las profundidades

Robot que explora las profundidades
Robot que explora las profundidades
(Izq) El robot que el catedrático Arturo Cadena fabricó con el fin de explorar las profundidades del mar. (Der) Uno de los robots realizado con fondos de la Universidad Estatal Península de Santa Elena (UPSE).
Domingo, 4 de Febrero, 2018 - 00h07
4 Feb 2018

A 320 millas náuticas de la península de Santa Elena, entre la costa de Ecuador y el archipiélago de Galápagos, están las fuentes hidrotermales de la que emerge agua a una temperatura de hasta 400 °C. “Son una especie de volcanes submarinos”, explica Arturo Cadena, ingeniero en electrónica de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol).

Es un ambiente hostil para la vida. Sin embargo, en la primera expedición a este punto, ubicado a 2.500 metros de profundidad donde la luz solar no llega, se descubrió, en 1977, la presencia de flora y fauna, dice Cadena. De ahí que este catedrático de la Universidad Estatal Península de Santa Elena se involucre en la creación de un robot que se sumerja hasta seis mil metros.

La zona se explora en promedio cada cinco años con un robot que generalmente es de Estados Unidos. La idea de Cadena es hacer la primera expedición nacional a esta área.

Es un proyecto que busca financiamiento con la participación de fondos internacionales, señala el experto.

La expedición está prevista para junio próximo con el uso de un velero.

El especialista indica que una de las trabas para explorar los mares son los altos costos de las expediciones. “El día de operación de un buque oceanográfico cuesta $ 50.000. Y la mayoría de robots requiere de uno de estos para ser desplegado. En mi caso he desarrollado uno que puede ser sumergido desde un velero cuya operación al día cuesta entre $ 700 y $ 800”, dice.

A ello se suma la falta de componentes y equipos en el país para la innovación tecnológica. Por ejemplo, en Ecuador no hay una cámara hiperbárica que simule la presión en las profundidades marinas para probar los robots, por lo que las pruebas se hacen de forma directa sumergiendo el prototipo. “Menos del 10% de los componentes del robot son de fabricación nacional por lo que he requerido importar de China, EE.UU., Europa. Esto encarece el proyecto por los impuestos de transporte y los aduaneros”, afirma Cadena.

Hay ciertos componentes cuya importación está prohibida para Sudamérica porque tienen fines armamentistas. “La liberación de aranceles con fines de investigación es una opción”, agrega.

Una forma para incentivar el emprendimiento en el país es liberar los aranceles para las importaciones”.
Arturo Cadena,
Investigador

(I)

Un robot que explora las profundidades
Informes
2018-02-06T10:37:31-05:00
Es un proyecto que busca financiamiento con la participación de fondos internacionales. La expedición está prevista para junio próximo con el uso de un velero.
El Universo