Se empiezan a agotar las salidas para caso Julian Assange

Domingo, 14 de Enero, 2018 - 00h12
14 Ene 2018
Se empiezan a agotar las salidas para caso Assange
Se empiezan a agotar las salidas para caso Assange
LONDRES. El hacker australiano Julian Assange lleva cinco años y medio en la embajada de Ecuador en Reino Unido en calidad de asilado. Su aspecto físico ha cambiado en estos años.

Las recientes ‘estrategias’ del Gobierno ecuatoriano para liberar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, no dieron los resultados que esperaban. Convertir al extranjero (nacido en Australia) en un ecuatoriano más generó una serie de críticas. Y pretender, seguidamente, darle el estatus de diplomático para revestirlo de inmunidad y que salga de la embajada en Londres donde está asilado desde el 2012, las acrecentó.

Ambos procedimientos fueron realizados de forma reservada entre septiembre y diciembre pasados.

Según el exsubsecretario de Relaciones Exteriores Carlos Estarellas, pretender ocultar la naturalización de Assange constituye una contradicción a la norma legal, pues la Ley de Movilidad Humana establece que el pedido de nacionalidad debe ser público.

Lea también: Julian Assange tiene nacionalidad ecuatoriana, confirma canciller María Fernanda Espinosa

El también excanciller José Ayala Lasso califica la actuación de esa cartera de Estado como un fraude al utilizar un procedimiento legal con un objetivo distinto al perseguido por la propia norma.

“Cuando se usa la ley, que prevé la concesión excepcional de la nacionalidad, para favorecer a una persona sindicada por la justicia sueca y británica, uno tiene que preguntar qué piensa el Gobierno sobre la ecuatorianidad”, cuestiona Ayala.

Señala que hay tres posibilidades para superar el problema: “Que Assange renuncie a su condición de asilado, que Gran Bretaña conceda el salvoconducto o que Ecuador dé por terminado el asilo”.

Sobre las dos últimas alternativas ya hubo pronunciamientos. En 2012, 2015 (por razones médicas) y 2017, Ecuador solicitó el salvoconducto, pero el Reino Unido se negó en las tres ocasiones; y la ministra de Relaciones Exteriores, María Fernanda Espinosa, dijo el jueves pasado que Assange seguirá como protegido de Ecuador.

Estarellas dice que técnicamente Assange, al ser ecuatoriano, perdió su estatus de asilado, puesto que esa institución es otorgada a extranjeros y no a compatriotas.

Otras posibles soluciones han ido quedando en el camino en estos últimos cinco años y medio que lleva Assange en la embajada. En el 2015, por ejemplo, presentó un pedido de asilo a Francia, el cual negó el expresidente François Hollande.

En junio pasado, uno de los abogados de Julian Assange, Baltazar Garzón, anunció que llevaría el caso ante el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), el Comité contra la Tortura de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias consideró en el 2016 que la detención del fundador de WikiLeaks es arbitraria. Pero su fallo no es vinculante.

La última salida que Ecuador plantea en beneficio de Assange es la mediación de algún país o personaje ante el Reino Unido, según Espinosa.

Pero el excanciller Patricio Zuquilanda explica que dicha mediación no debe ser frente a Gran Bretaña, sino con Assange. “Que se le haga entender que no tiene orden de captura de los Estados Unidos”.

Zuquilanda indicó que recibió información de que la administración del presidente Donald Trump, citando la Primera Enmienda Constitucional, que protege la libertad de expresión, ha presentado ante el Distrito de la Corte Suprema de Columbia una petición para que Assange no sea acusado de haber publicado documentos considerados clasificados.

El exembajador Juan Carlos Faidutti insiste en que Assange tiene chantajeados a funcionarios ecuatorianos, “pues así como logró ingresar a los archivos secretos de los Estados Unidos para divulgarlos, debe conocer muchos secretos de nuestro gobierno que amenaza con hacerlos públicos”. (I)

 

Le retiraría a Assange la confianza política que se debe tener con un asilado porque ha incumplido una serie de requisitos que se necesitan para mantener la institución noble como es el asilo”.

 

 

Creo que las relaciones del Ecuador y el Reino Unido se han sentido muy afectadas por todos estos problemas creados por el señor Assange... Londres no va a aceptar ninguna mediación... ”.

 

Se empiezan a agotar las salidas para caso Julian Assange
Política
2018-01-14T16:02:45-05:00
Excancilleres señalan que fue un error nacionalizar al fundador del portal web WikiLeaks.
El Universo