El mundo de la toquilla plasmado en fotografías

Miércoles, 15 de Noviembre, 2017 - 00h09
15 Nov 2017

Un periplo por ese proceso que atraviesa la paja toquilla para convertirse en un fino sombrero es lo que plantea María Emilia Moncayo en su nueva obra, Senderos de toquilla. “Es un libro que a través de fotografías va a poder trasladar al lector a un Ecuador diferente, inédito, profundo, que nunca antes se lo ha conocido”, cuenta la autora.

En esta obra, del género de la fotografía documental, Moncayo recorrió pequeñas rutas entre los diversos pueblos y caseríos de Manabí, Cañar y Azuay, en donde se desarrolla todo el tema del sombrero de paja toquilla. “Recorremos desde la cosecha de la toquilla, en medio del toquillal, todo el proceso de desprendimiento de la paja, del deshilado, del cocinado, del blanqueado, hasta transformarse y crear estas finas hebras”.

Moncayo explica que en este libro se muestran también las duras realidades de la migración y al mismo tiempo “nuestras raíces más profundas” y que “nos hace soñar con esos pueblos que han sido poco contaminados por la tecnología y la globalización, pueblos que en hora buena se han detenido en el tiempo y en donde sus habitantes han heredado la enseñanza de cómo hacer los sombreros más finos del mundo”, añade la fotógrafa en su web.

Moncayo afirma que este libro surge como un homenaje a los artesanos, pues a su parecer muy poco se ha contado sobre el esfuerzo de los artesanos por lograr el producto final. “Cuando yo llegué al mundo de la toquilla pude percibir eso, todo el trabajo que hay detrás y todo lo que involucra la creación de un sombrero de paja toquilla”, dice la autora sobre esta obra que se empezó a desarrollar en septiembre del año pasado.

Agrega que en los relatos de los que se acompañan las fotografías se plasman esas historias de vida cotidiana de los artesanos que le abrieron las puertas de sus hogares y sus vidas. (I)

El mundo de la toquilla plasmado en fotografías
Intercultural
2017-11-15T00:49:00-05:00
Durante un año la autora recorrió poblados de Manabí, Cañar y Azuay para fotografiar proceso.
El Universo