Abuso sexual escolar, disfrazado en supuesta enseñanza y ayuda

Abuso sexual escolar, disfrazado en supuesta enseñanza y ayuda
Abuso sexual escolar, disfrazado en supuesta enseñanza y ayuda
Cartel sobre pasos a seguir en casos de abusos, que estaba en un distrito educativo
22 de Octubre, 2017
22 Oct 2017

Un profesor de Educación Física que habría abusado de un niño de 5 años en un centro educativo de Quito. Otro docente detenido por presunto abuso sexual de al menos 84 alumnos, a quienes engañaba y llevaba a su casa, en Calderón, Quito. Una denuncia contra otro profesor por delito sexual a un estudiante de 9 años, en Loja.

Estos, entre otros, son parte de los sucesos que se conocieron en los últimos días, luego de la revelación de varios delitos sexuales que habrían cometido cuatro docentes (tres detenidos y uno prófugo) en la unidad educativa réplica Aguirre Abad, en la vía a Daule, norte de Guayaquil, donde incluso aparecen nuevas víctimas.

Pero estos no son los únicos. Hay cientos de casos que se han registrado en planteles educativos del país en los últimos años y que no se han hecho públicos. Y también están los que aún no son denunciados porque las víctimas tienen temor, vergüenza, no quieren andar en trámites judiciales, y otros.

Autoridades fiscales, educativas y grupos proniños no descartan la aparición de más víctimas y de nuevos casos.

Hasta el 13 de octubre último, el Ministerio de Educación registraba 882 casos de abusos sexuales entre 2014 y 2017 a nivel nacional. De estos, en 561 casos estaban implicados docentes, compañeros, autoridades, personal administrativo y de limpieza. En los 321 restantes, personas externas como parientes, amigos, se dijo ese día.

Ahí, Mónica Reinoso, subsecretaria de Innovación    Educativa del Ministerio de Educación, afirmó que el país no contaba “con estadísticas certeras” sobre violencia y abuso sexual en el ámbito educativo y que los 882 casos los levantaron en los primeros cuatro meses del gobierno de Lenín Moreno.

También dijo que se abrieron 453 sumarios administrativos, un proceso adicional al judicial, para las sanciones internas.

Antes del 2014 también se dieron denuncias en planteles educativos (como el caso Aampetra, en 2010, en Quito, donde hubo 42 niños afectados) por diversos delitos sexuales, como acoso, violación y estupro.

Pero hay decenas donde los implicados eran docentes, rectores, personal médico y administrativo de los planteles y salen a la luz porque ellos, los acusados, apelaron las sanciones administrativas. Así consta en procesos que este Diario revisó, entre 2008 y 2014. Unos fueron destituidos de sus cargos y del magisterio. Otros, removidos.

En sus relatos, las víctimas (alumnos de escuelas y colegios) denunciaron que los docentes las besaban, les tocaban las partes íntimas; que utilizaban la fuerza para someterlas y abusar de ellas. En unos casos hubo penetración de genitales, dedos y otros objetos.

La mayoría de los abusos se dieron en aulas, baños y espacios escolares, mientras otros ocurrieron en casas de los involucrados, en espacios públicos y en hoteles, en ciudades de Costa, Sierra y Amazonía.

Uno de los casos ocurrió en un instituto de audición y lenguaje para sordomudos, en el norte de Quito. Una de las madres de las víctimas lo denunció en enero del 2012, aunque los abusos comenzaron un año antes, detallaban los relatos de los estudiantes.

“Mientras yo estoy escribiendo, el profesor viene por atrás y mete la mano (...), él me dijo que me pone 20 si me dejaba tocar los senos. Yo le digo que no toque y basta (...), en el baño estuve llorando, porque me da miedo, no quiero que me toque”, decía una de las víctimas que narraron los hechos, con una traductora, en lenguaje de señas.

Otra contó que un día pedía ayuda al conserje, pero este no le entendió las señas. El maestro daba Matemáticas a octavo, noveno y décimo. Fue destituido.

Otro caso se dio en abril de 2012 en una unidad educativa fiscal de la comunidad Wawa Sumaco, en Archidona, Napo. Ahí un profesor habría acosado y abusado sexualmente de varias alumnas. Cuatro contaron sus historias. En horas extracurriculares, cuando daban pruebas, él les palpaba y rozaba los senos. A una le tocó los genitales. También las llamaba al celular, las invitaba a salir, les pedía besos. “No le permitió dar la exposición de la materia, le dijo que puede obtener la nota si le da esa cosita”. Fue destituido.

En otro plantel fiscal, en la parroquia San Luis de Pambil, en Bolívar, un rector-profesor besó y manoseó a una alumna, en octubre de 2011. Tras la denuncia, le seguía dando clases y no quería ponerle las notas del segundo trimestre. Ella pedía apoyo psicológico inmediato. Luego lo destituyeron.

A estos casos que se han dado se suman otras denuncias que, según los afectados, aún no tendrían respuesta o siguen en fase de investigación. (I)

561
casos de abusos entre 2014 y 2017 involucran a docencia.

 

OTROS TESTIMONIOS DE VIOLENCIA SEXUAL EN EL SISTEMA EDUCATIVO

Morona S., febrero 2008
Las invitaba a la casa. “Para ayudarnos con los deberes nos decía que vayamos a casa de él, y ahí empezaba a manosearnos los senos. Un día (...) cerró la puerta y empezó a forzarme para tener relaciones; lo logró la segunda vez que fui, después que abusó de mí comencé a sangrar, él se alzó el pantalón y se fue”. Le dio miedo denunciar. En 2013 acosaba y tocaba a otras niñas, que denunciaron. Fue cesado. (I)

Carchi, junio 2011
Daba Cultura Física. Las víctimas fueron seis niñas de segundo y tercero de básica. “En otras ocasiones llamaba a las niñas para sentarlas entre las piernas, hablarles al oído, abrazarlas, cogerles la mano y hacerles tocar los genitales a las menores y luego los suyos, introducirles su mano en las piernas de las niñas, incluso llegó a darle a una de ellas $ 0,05 para que se compre un bolo”. El profesor fue destituido. (I)

Imbabura, noviembre 2011
Era el odontólogo del plantel. “Me llamaron a Odontología. Me dijo que me iba a hacer una limpieza, me preguntó si tenía novio (...), me besó en la frente, luego en la mejilla (...). Otro día me dijo que yo le gusto, que si podemos ser novios, que me meta con él. Le dije que era viejo y él me dijo: Viejo pero con plata, luego a la fuerza me besó”. Dos alumnas de noveno año de básica lo denunciaron. Él fue suspendido. (I)

Pichincha, febrero 2012
Era el tutor del grado. Fue en el comedor. “El profesor de manera violenta le agarró de las manos y le abrió las piernas para sentarle sobre las piernas de él. Allí le apegó a sus partes íntimas, luego que forcejeaba le dio la vuelta, le volvió a topar sus partes íntimas, diciéndole: Eres necia”. Dos años antes hubo un caso similar, pero el papá de otra afectada retiró la demanda. El acusado fue destituido del magisterio. (I)

Azuay, septiembre 2013
Enseñaba Informática. Le pidió que se quedara para una prueba de nivelación. Al hacerle una consulta, le puso una mano en una pierna; luego le tocó los genitales. “Él (alumno de 15 años) se sorprendió, pero el maestro lo miraba sonriendo. Se puso muy mal, se puso a temblar y no pudo dar la prueba. El profesor le dijo: Tranquilo, no pasa nada, porque hasta donde tiene tendrá un seis”. Destituyeron al maestro. (I)

 

 

Abuso sexual escolar, disfrazado en supuesta enseñanza y ayuda
Seguridad
2018-01-05T12:38:49-05:00
Sus maestros eran los que los tocaban y ultrajaban. Casos se conocen porque docentes apelaron.
El Universo