Nota actualizada a las 20:35

Un grupo de 15 bomberos de Quito y dos canes saldrán la madrugada de este jueves hacia México, para colaborar en labores de rescate tras el terremoto que se registró el martes.

El alcalde Mauricio Rodas despidió esta noche al Grupo de Búsqueda y Rescate Urbano (USAR) del Cuerpo de Bomberos de la capital. "Que el abrazo de todo un Quito solidario guíe sus labores de rescate. ¡Los acompañamos!", indicó el edil, quien entregó una bandera de Quito al equipo que llevará 7 toneladas de equipos.

Ellos se encuentran listos y reunidos para prestar su respuesta urgente y ayudar al pueblo mexicano afectado por un grave terremoto.

Concentrados desde ayer, el comandante de los bomberos Éber Arroyo dijo que su equipo está activado, pero por protocolo primero debían esperar el pedido formal de ayuda que le tocaba hacer el gobierno mexicano. Y, una vez que se cumplió ese protocolo, el alcalde Rodas, debía dar la autorización para activar al equipo que está entrenado en búsqueda, rescate y estabilización de víctimas.

Con el pedido formal, ellos podrán salir a prestar su ayuda en la zona devastada donde se han derrumbado unas 38 estructuras.

"Vamos con equipos para ubicación, extracción y estabilización de estructuras, sondas, rayos X para salvar mayor cantidad de vidas. Somos equipo calificado a nivel mundial, somos 60 bomberos, pero 30 han sido seleccionados a dar respuesta óptima y totalmente autónoma", dijo Arroyo.

El equipo de bomberos que está activado a la espera de poder prestar su ayuda ya cuenta con experiencia de dos terremotos en Haití y en Ecuador. (I)