La noche del martes, el vicepresidente Jorge Glas hizo declaraciones adicionales sobre el tema Odebrecht. Aseguró que para él la conversación que se escucha en los audios filtrados son "las delaciones de un prontuariado que está detenido y que busca reducir su pena, de alguna manera, tratando de involucrar a miembros del Gobierno Nacional".

Aseguró que le tiene sin cuidado esta grabación, a la par que advirtió que existiría otra en la cual él sí participa: "Me dicen que hay una grabación también de una reunión conmigo, en donde solamente escucharán la conversación que habremos tenido".

Lea también: Jorge Glas: He sido sujeto de los más miserables ataques que persona alguna haya sufrido

Según dijo, de lo que recuerda en esa conversación, los funcionarios de Odebrech le exigían la cancelación de atrasos por las obras realizadas, y amenazaban con paralizarlas. A esto, dijo Glas, que les pidió que no las paralizarían. Agregó que fue en el momento en que el petróleo quedó en $ 20 el barril.

Minutos antes de las declaraciones se vio ingresar a la vicepresidencia a la asambleísta Marcela Aguiñaga y al exministro de Agricultura, Javier Ponce. (I)