El vicepresidente Jorge Glas manifestó ayer que está en marcha un proceso de golpe de Estado que empieza con la destrucción de su imagen.

“Hay un claro proceso de destrucción de imagen, aquí está en marcha un proceso de golpe de Estado, parecido a lo que ocurrió en Brasil, es un golpe de Estado en marcha. Yo no soy paranoico y comenzarán a atacar a colaboradores cercanos, para decir: ah, como no me pueden encontrar nada a mí, no tienen tampoco la valentía de acusarme, mis manos están limpias”, expresó.

Insistió en que Odebrecht tiene que “largarse” del país, que no debe nada, que AP no lo llamó a comparecer porque no había pruebas en su contra, pero no teme nada y asistirá a la Comisión de Fiscalización.

Aquí hay algo en marcha de la oposición, buscan afectar proceso de Revolución, el primer eslabón es Glas, pero se encontraron con alguien bien parado, detrás mío hay un pueblo, un movimiento político y un trabajo...Jorge Glas, vicepresidente de Ecuador

Aceptó una responsabilidad en la designación de Carlos Pareja, pero que tampoco es Mandrake y su responsabilidad política era repotenciar la Refinería de Esmeraldas.(I)