Actualizada a las 12:45

Ante unos 1.600 invitados, Lenín Moreno Garcés juró esta mañana el cargo como nuevo presidente de Ecuador. Su saludo previo de bienvenida a los mandatarios y delegaciones invitadas a la ceremonia lo dio la secretaria de la Asamblea.

"Todos somos hechos del mismo Ecuador, compartimos el aire... de a poco nos convertimos el uno en el otro... todos somos hechos del mismo barro", dijo en la introducción de su discurso, para luego reiterar el saludo a los mandatarios y delegaciones internacionales presentes, así como los invitados nacionales e internacionales, y de manera especial a su esposa, hijas, hijos políticos, nietos, a quienes agradeció el apoyo, a toda su familia y al vicepresidente Jorge Glas.

En su discurso, que duró una hora con 16 minutos, habló de sus compromisos con el Estado, con los ecuatorianos, pero también de los compromisos de los ciudadanos, de los empresarios, de los estudiantes, de los productores para con el país.

Publicidad

Alrededor de las 09:50, Lenín Moreno ingresó a la Asamblea para el cambio de mando.

Señaló que en su gobierno, que inicia hoy, todos formarán parte de un profundo diálogo nacional. "Ha concluido una etapa que, como todas, no está libre de errores... desde hoy el futuro; soy el presidente de todos, me debo a todos".

Rafael Correa llegó en un vehículo militar para entregar el cargo presidencial.

Además, se refirió a sus propuestas expresadas durante la campaña presidencial y detalló su gestión a realizar, en la que dijo están incluidas la niñez, los adolescentes, las personas de la tercera edad, las personas con discapacidad. A esta último grupo le reiteró su propuesta de darles un bono de hasta 150 dólares mensuales.

Publicidad

Señaló que su trabajo con los jóvenes estará dividido por etapas. La segunda de ellas denominada 'impulso al joven' será para enseñarles a los jóvenes a controlar la naturaleza en beneficio del ser humano y de la propia naturaleza, que aprenda a contextualizar, que responda con elocuencia, que desarrolle metodologías propuestas y que se incline por la investigación, no negarle que estudie la carrera de su sueños pero a la vez atendiendo la calidad y la excelencia que requieren la educación universitaria para formar profesionales útiles a la sociedad.

Rafael Correa saludó a sus simpatizantes que lo ovacionaron al llegar al salón Nela Martínez de la Asamblea Nacional.

Además, señaló que no puede haber diálogo sin libertad de expresión. Es el alma del pueblo, dijo. "La relación con los medios será fresca, fluida, dialogante", precisó. Indicó que la libertad de prensa debe tener calidad, altura. "Espero que sean portadores del anhelo ciudadano... no haré enlace semanal, pero como ordena la Constitución mantendré informada a la ciudadanía", agregó.

También se refirió a los ciudadanos, de quienes dijo también tienen su compromiso con el país. Enfatizó que "es hora de dejar de actuar como víctimas, es hora de cambiar... Estamos diseñados para cambiar y qué mejor que cambiar un espíritu para formar un todo".

Publicidad

Destacó la necesidad del compromiso del productor para entregar lo mejor de su producto al consumidor, con la misma calidad pero a menor precio; el compromiso del empresario a tratar mejor al empleado. Agregó que es necesario que los empresarios comprendan que es mejor pensar en los otros que en sí mismo.

"Nos estamos haciendo el harakiri nosotros mismos... hay que hablar bien del país y nosotros como gobierno nos vamos a encargar de ello... queremos ciudadanos que sean responsables, puntuales al momento de cumplir con sus obligaciones tributarias", dijo.

Toma de mando

El presidente de la Asamblea Nacional, José Serrano, tomó el juramento de Lenín Moreno a las 11:01, posesionándolo como el presidente de los ecuatorianos. La banda presidencial le fue colocada por el presidente saliente, Rafael Correa.

Publicidad

Asimismo, el titular de la Asamblea tomó el juramento como vicepresidente a Jorge Glas.

Quince minutos después, a las 11:16 Correa salió de la sala plenaria Nela Martínez sin discurso alguno, previo a despedirse de las diferentes delegaciones que se encontraban en el palacio legislativo. Antes de su salida hubo cantos en su honor, momentos en que a Correa se lo vio con lágrimas.

Los presidentes entrante Moreno (i) y saliente Correa (d) saludan en la mes principal de la Asamblea donde se cumple el traspaso de mando.

Al inicio de la ceremonia, Serrano dio la bienvenida a la sede legislativa a los mandatarios entrante y saliente e invitados, alabó la gestión de su coideario Correa e hizo un recuento del país antes de los 10 años de la administración presidencial que hoy culmina.

Durante su intervención, que duró aproximadamente unos 30 minutos, indicó que el balance de estos 10 años no puede determinarse con números y estadísticas, ni con índices ni cifras. "Cómo cuantificar un presente de dignidad para las grandes mayorías del país", dijo.

Señaló que se va a "ciudadanizar el ejercicio legislativo", y continuarán con el trabajo de la Asamblea para que esas normas que responden a la consulta popular sea a favor de la población. Además, se profundizará el trabajo de fiscalización de la Asamblea invitando a la ciudadanía para que sea parte del proceso.

En el salón principal de la Asamblea, también se mostraron letreros de apoyo a los venezolanos y en rechazo a Nicolás Maduro.

Moreno, de 64 años, es licenciado en administración de empresas y fue vicepresidente del saliente Rafael Correa entre 2007 y 2013, cuando se alejó del gobierno para asumir como enviado especial de las Naciones Unidas para las personas con discapacidad.

Su vicepresidente Jorge Glas, también recibió aplausos al llegar para asumir el segundo mando en el país.

Previamente, en un vehículo militar, el presidente que ejerció el cargo durante diez años, Rafael Correa Delgado, recibió el saludo de simpatizantes a lo largo de su recorrido, momentos antes Moreno había hecho su arribo a la sala plenaria.

Asambleístas, autoridades locales, delegaciones internacionales y jefes de Estado de al menos once naciones como Chile, Argentina, Bolivia, Guatemala, Paraguay, Colombia, entre otros mandatarios, asistieron al interior de la sede de la Asamblea Nacional a la ceremonia en que el presidente electo en las pasadas elecciones del 2 de abril, Lenín Moreno, asumió la primera magistratura. (I)