La petrolera francesa Schlumberger, encargada de la producción de los campos Shushufindi y Auca, por contrato con Petroamazonas, advirtió al presidente Rafael Correa sobre el “estrés financiero” que atraviesa por la falta de pago.

El 14 de marzo, el presidente de la empresa, Paal Kibsgaard, gerente de Schlumberger, le explicó al mandatario que la falta de pago de $ 1.100 millones que mantiene el Gobierno “ha generado que ellos aumenten los préstamos externos adicionales para financiar sus operaciones y cumplir con diversos compromisos”.

En este sentido, la empresa le pidió a Correa su intervención personal “para desbloquear esta situación, con el fin de continuar desarrollando la sólida relación de trabajo que han construido en los últimos años”. Indicó que desde octubre pasado la empresa se ha reunido con autoridades de Hidrocarburos y Finanzas, pero no se ha logrado encontrar una solución. “Aunque se consideraron varias posibilidades, no hemos avanzado en la resolución”, dijo.

Además, indicó que Petroamazonas ha decidido bajar la producción de Shushufindi a 10.000 barriles día, en febrero pasado, por lo que Schlumberger considera que se ha puesto “una presión adicional” a sus resultados financieros y por ende se han reducido ingresos al Estado ecuatoriano. El campo Shushufindi ha sido considerado el más productivo del Ecuador, en los últimos años su producción había declinado a 43.000 barriles por día.

La empresa destaca que desde 2012 ha realizado inversiones por $ 3.000 millones tanto en Auca como en Shushufindi.

La empresa advirtió que estas situaciones no son sostenibles en el largo plazo y comentó que “como compañía pública cotizada en Nueva York, tenemos la obligación de revelar a nuestros accionistas cualquier noticia que pueda afectar negativamente nuestros flujos de efectivo e ingresos”.

En este sentido, indicó que el próximo 26 de marzo pondrán a disposición de sus accionistas la información relativa a la situación en Ecuador. También expresó que comprende que el bajo precio del petróleo y los recientes desastres naturales han afectado al país.

Fernando Santos, exministro de Energía, cree que la situación de Schlumberger refleja el colapso del sector petrolero. Dijo que el Gobierno le debe no solo a Schlumberger, sino a más empresas privadas y que no logra acumular recursos por petróleo, pues están comprometidos a China y Tailandia. (I)