Los personajes de la política nacional a quienes les fue esquivo el poder

Los ecuatorianos a quienes les fue esquivo el poder
Los ecuatorianos a quienes les fue esquivo el poder
Assad Bucaram (tercero desde la izquierda) junto a Jaime Roldós Aguilera, durante las elecciones presidenciales de 1979. Foto ARCHIVO de EL UNIVERSO.
Freddy Avilés Zambrano
31 de Enero, 2017 - 15h25
31 Ene 2017 - 15:25

Pocos son los elegidos para saborear las mieles del poder en la carrera por llegar a la Presidencia de la República, muchos son los que han quedado en el camino. Pero de estos hay que relievar a varios personajes que por su prestigio, su participación en la vida política y su carisma parecían estar predestinados a convertirse en el presidente de los ecuatorianos. Revisemos la trayectoria de algunos de estos políticos.

José Joaquín de Olmedo

La trayectoria de Olmedo merece destacarse, fue uno de los poetas más importantes del siglo XIX, dirigente histórico de la independencia de Guayaquil, presidente de la Junta de Gobierno después de la Revolución de octubre. Disputó hasta el último aliento la autonomía de Guayaquil frente a un gigante de la política como Simón Bolívar. Por derecho propio tenía que convertirse en el primer presidente del Ecuador, pero la Asamblea Constituyente de 1830 prefirió elegir a Juan José Flores, otorgándole a Olmedo la Vicepresidencia.

Nuevamente candidato en 1835, pierde en la elección frente a Vicente Rocafuerte. Opositor a ultranza de Flores en su deseo de eternizarse en el poder, juega un papel importante en su caída en 1845.

José Joaquín de Olmedo

Se postula por tercera ocasión en la Asamblea constituyente reunida en Cuenca, donde pierde frente a Vicente Ramón Roca. Elección llena de irregularidades, por ejemplo, se tuvieron que realizar 69 votaciones para que Roca pudiera alzarse con el triunfo, aparte de que se descubrió que había más papeletas que electores.

Vicente Piedrahíta

Prestigioso político, diplomático y periodista ecuatoriano, nacido en 1833. Gobernador de la provincia del Guayas (1862) en la primera administración del Dr. Gabriel García Moreno, luego desempeña actividades diplomáticas del Ecuador en Chile y Perú durante 1864. Orador de prestigio, era un tenaz opositor del gobierno del Gral. Ignacio de Veintimilla.

Su nombre fue propuesto para ser candidato a la Presidencia de la República, con opciones fuertes para lograr el triunfo, pues amplios sectores de tendencia liberal y conservadora le daban su apoyo. El 4 de septiembre de 1878, Piedrahíta es asesinado en extrañas circunstancias en el interior de su hacienda Palestina, ubicada en las orillas del río Daule.

Neptalí Bonifaz

¿Qué se sentiría ganar la Presidencia y que por un error cometido en la juventud se la arrebataran? Frustración e ira debe haber sentido Neptalí Bonifaz Ascázubi cuando estuvo en esa situación. Hijo del diplomático peruano Neptalí Bonifaz Fabre y de la quiteña Josefina Ascázubi, nacido en la ciudad de Quito, Bonifaz realizó sus estudios en Europa y era un excelente administrador de las propiedades familiares. Esa fama le permitió ser nombrado por el gobierno de Isidro Ayora presidente del recién creado Banco Central del Ecuador en 1927.

Candidato a la primera magistratura por el Partido Conservador para las elecciones de octubre de 1931, logró imponerse con 28.745 votos frente a las candidaturas de Modesto Larrea Jijón (liberal) y el comandante Ildefonso Mendoza Vera (izquierda).

Bonifaz fue denunciado por la oposición por su supuesta nacionalidad peruana, que presuntamente el propio Bonifaz había manifestado en sus años juveniles, lo que hizo que el Congreso Nacional en agosto de 1932 lo descalificara como presidente de la República. Esto desencadenó violentos enfrentamientos armados que dejaron decenas de muertos, hecho que se conoce como la Guerra de los cuatro días.

Francisco Arízaga Luque

Figura destacada de la política nacional, aunque se declaraba liberal se apartó del partido porque consideraba que había abandonado los ideales radicales de Alfaro, colaboró con la Junta Militar juliana en 1925. En 1938 fue presidente de la Asamblea Constituyente. Opositor ferviente del gobierno del Dr. Carlos Arroyo del Río, Arízaga aglutinó a amplios sectores de la oposición que acusaban a Arroyo de ganar la Presidencia mediante el fraude electoral.

Su energía lo llevó a convertirse en la figura más representativa de Alianza Democrática Ecuatoriana (ADE), agrupación que estaba integrada por varios partidos políticos como el Conservador, Socialista, Comunista y liberales disidentes. Una vez conseguido el derrocamiento de Arroyo el 28 de mayo de 1944, la influencia de Arízaga se hizo cada vez más fuerte y su nombre comenzó a mencionarse para una posible candidatura presidencial, lamentablemente el torrente velasquista se hallaba en todo su apogeo y Arízaga llegaría a solo ocupar nuevamente la presidencia de la Asamblea Constituyente de 1944-1945. Después de eso, su figura política fue languideciendo.

Carlos Guevara Moreno

Conocido como el Capitán del Pueblo. Guevara desde joven tuvo inquietudes izquierdistas lo que lo llevó a tener problemas en el país; su familia lo envía a Europa para que curse sus estudios universitarios, en París frecuenta los círculos políticos de izquierda, en 1936 viaja a España, donde lo sorprende la Guerra Civil, en estas circunstancias comienza a forjar su leyenda de miembro de las brigadas internacionales y su lucha en contra del fascismo. Guevara regresa al país y en 1938, en una concentración en Quito en la Plaza Arenas, da un discurso en el que dice haber recibido en el pecho la mordedura de la bestia fascista. Desde esa época se vincula con sectores velasquistas, del cual se convierte en ferviente seguidor.

Cuando Velasco logra asumir el poder en 1944, Guevara pronto se convierte en su ministro de Gobierno. En 1949 crea CFP, un partido político de tinte diferente a las viejas agrupaciones partidistas como la liberal y conservadora, para Guevara un partido tenía que estar alejado de los cafés o salones, su presencia tenía que estar en la calle, con brigadas y comandos barriales que se asemejaban a las organizaciones de izquierda que había visto operar durante su estadía en Europa.

Con CFP, Guevara cambió la forma de hacer política en el país, esa organización lo lleva a la Alcaldía de la ciudad de Guayaquil en 1951. En lo más alto de su popularidad decide lanzarse como candidato a la Presidencia en las elecciones de 1956, con la esperanza de que Velasco Ibarra lo apoyará, pero el caudillo prefirió a Camilo Ponce, viendo Guevara diluir sus esperanzas de llegar a Carondelet.

Asaad Bucaram

De origen libanés. Bucaram, conocido como el Patán de noble corazón, es junto con Velasco Ibarra la figura gravitante de la política ecuatoriana en los últimos 40 años del siglo XX. Fue alcalde de Guayaquil y prefecto de la provincia del Guayas. Logró ocupar la dirección de CFP después de desplazar a Guevara Moreno. Su discurso de barricada y antioligárquico, acompañado de fuertes epítetos a sus opositores, le granjeó la simpatía de los sectores populares. Por el éxito en los cargos que desempeñó y su alta popularidad fue considerado un peligro para muchos sectores políticos del país.

Su deseo de llegar a la Presidencia del país fue saboteada en dos ocasiones, la primera en 1972 , cuando su triunfo era casi un hecho, más cuando se había convertido en el principal opositor de la dictadura velasquista. Para evitarlo, los militares, encabezados por el general Guillermo Rodríguez Lara, dan un golpe de Estado que impide la realización de las elecciones y envía a Bucaram al exilio.

Assad Bucaram (segundo de la izquierda) junto a Jaime Roldós Aguilera, en las elecciones presidenciales de 1979.

La segunda se da en 1978. Bucaram nuevamente se encuentra en los primeros lugares de los sondeos para captar la Presidencia. Es el tiempo del llamado proceso de retorno a la democracia propuesto por la Junta Militar de Gobierno, para eso forman comisiones especiales que se encargan de la parte jurídica del proceso.

Una de ellas expide la Ley de Elecciones y Partidos Políticos, que reglamenta la participación política de los ecuatorianos, los militares para impedir la participación del caudillo cefepista ponen una disposición transitoria, la quinta, del 27 de febrero de 1978, que establece que para ser presidente de la República tiene que ser hijo de padre y madre ecuatorianos lo que imposibilita a Bucaram, pues sus padres eran libaneses.

Al quedar fuera de la jugada Bucaram nombra a su sobrino político Jaime Roldós Aguilera para que aspire por CFP a la primera magistratura. Cuando Roldós vence a Durán-Ballén en las elecciones de 1979, se comentaba en los círculos políticos del país la frase “Roldós a la Presidencia, Bucaram al poder”.

Raúl Clemente Huerta

El viejo gallo de pelea, como él se autodenominaba, estuvo por dos ocasiones cerca de lograr la Presidencia, la cual le fue esquiva. La primera, en las elecciones de 1956, siendo candidato de una coalición de partidos que iba desde el Liberal, pasando por el Socialista y hasta el Comunista.

La coalición se llamaba Frente Democrático, su contendor era el Dr. Camilo Ponce, que contaba con el respaldo del presidente Velasco Ibarra. Dicen que Velasco cuando se enteró de que Huerta tenía las preferencias electorales para lograr el triunfo, el caudillo expresaría una frase lapidaria: “O el frente me tritura a mí o yo trituro al frente”. El presidente de la República se convirtió en una especie de jefe de campaña del Dr. Ponce, lo que llevaría a la derrota de la candidatura de Huerta.

Su nueva oportunidad también se vio frustrada por la típica viveza de la política ecuatoriana, en la Asamblea Constituyente de 1966. Cuando se iba a votar por el nuevo presidente del país y Huerta era el ganador casi seguro, se dan los típicos amarres y pactos que echan al traste su elección y gana sorpresivamente el Dr. Otto Arosemena Gómez con una diferencia de apenas 5 votos.

Es conocido que cuando le tocó votar a cada uno de ellos, Huerta lo hizo por Arosemena esperando que esta deferencia le fuera devuelta; para su sorpresa, Arosemena consignó su voto para su propia candidatura. De esta forma se le fue a Raúl Clemente Huerta la segunda oportunidad de llegar al poder. (I)

Los personajes de la política nacional a quienes les fue esquivo el poder
Política
2017-02-01T10:58:05-05:00
[VIDEO] José Joaquín de Olmedo, Raúl Clemente Huerta, Assad Bucaram, son algunos de los personajes de la historia política que por circunstancias o hechos no llegaron a la presidencia.
El Universo