La Corporación Financiera Nacional (CFN) inició el proceso de búsqueda de interesados en comprar el Banco del Pacífico.

La decisión de vender la institución fue anunciada por el presidente Rafael Correa en su Informe a la Nación de mayo.

Esta entidad estatal es la mayor accionista del banco tras el traspaso de acciones que se realizó en enero a través del Decreto Ejecutivo 941 del 18 de noviembre de 2011.

En ese año las acciones del banco estaban valoradas en unos $ 300 millones, según información del Banco Central del Ecuador (BCE).

Publicidad

María Soledad Barrera, presidenta del Directorio de la CFN, reveló que el proceso de venta arrancó con la contratación de MBA Lazard, una firma de asesoría financiera y gestión de activos francesa, cuyas oficinas principales están en París, Nueva York y Londres.

“El proceso ya arrancó, se da la valoración, ellos (Lazard) se encargan de hacer los contactos a nivel internacional sin escatimar ningún esfuerzo y creo que para el último trimestre de este año ya tendremos novedades”, indicó Barrera.

Según información del banco cortada a marzo de este año, en activos representó el 15,66% ($ 5.052 millones) de toda la industria financiera; en depósitos, el 15,12% ($ 3.985 millones); en patrimonio total, el 16,26% ($ 434 millones); y en utilidad neta, el 18,42% (9,43 millones). Es la segunda institución más grande del país luego del Banco Pichincha.

La evolución de depósitos totales fue de $ 3.462 millones en marzo de 2015 a $ 3.895 millones a marzo pasado.

La presidenta del directorio de la CFN explicó los parámetros que los interesados examinan para comprar un banco como el tamaño del patrimonio y la salud financiera: “Es un banco sólido, solvente, bien posicionado, es el segundo en el país, no tiene ningún problema”, argumentó Barrera.

Al ser consultada sobre si la situación económica actual afectaría el proceso de venta o el interés de eventuales compradores del banco, Barrera explicó que esta clase de operaciones no se miden por resultados inmediatos, sino a largo plazo en función a cómo se vaya desempeñando la economía.

Publicidad

Pese a esto no dejó de reconocer que es una operación compleja. “Puede ser algo más difícil, siempre un activo importante tiene sus complejidades y más aún si es un banco”.

“¿Que hay interés?, sé que sí hay interés, ahora una cuestión es interés y otra que se llegue a materializarse”, expresó la funcionaria, quien no obstante aseguró que existiría la posibilidad de no vender el banco si no se obtiene una buena oferta.

“Si es que el precio no se ajusta a las expectativas que tiene el país, pues nosotros en este caso como accionistas únicos de este banco, pues es mejor no venderlo..., no es que lo vamos a vender a cualquier precio, no, eso no va a pasar”. (I)

5
Años lleva ya la institución bancaria bajo el control de la Corporación Financiera Nacional (CFN).