Casi $ 900.000 ha dedicado el Gobierno para la contratación de encuestas, campañas y pautaje publicitario que respalde su proyecto de cocinas de inducción y advierta de los peligros del gas de uso doméstico.

Desde enero hasta septiembre de este año se registran cuatro contratos gubernamentales entre los que consta uno de la Presidencia de la República por $ 31.050 “para el pautaje para la promoción del programa de energía renovable, segura y eficiente a través del uso de cocinas de inducción”, firmado en abril entre Gustavo Blum, coordinador administrativo de la Secretaría General de la Presidencia, y Alfredo Melossi, gerente de Garwich S.A.

La contratista, según los documentos del proceso, se obliga a brindar el servicio de pautaje de cuñas radiales “para incentivar a la ciudadanía para el cambio y uso de cocinas de inducción con la finalidad de fortalecer el programa de energía renovable, segura y eficiente, considerado como prioritario del Gobierno nacional”.

Este Diario solicitó a la Presidencia una entrevista sobre este tema, pero ahí se indicó que el pedido se haga a la Secretaría de Comunicación, entidad que no lo acogió.

Publicidad

Otro contrato lo adjudicó en marzo pasado la entonces secretaria de Gestión de Riesgos, María del Pilar Cornejo, a la empresa Pronegcorpsa S.A., por $ 407.641, para la ejecución de una “campaña de prevención sobre los peligros del uso de cilindros de gas doméstico (GLP)”. Según los documentos, la contratista se comprometió a producir un spot para la campaña y pautarlo en televisión. “La Secretaría de Gestión de Riesgos debe difundir un mensaje claro y directo que permita a los ciudadanos tomar la decisión más adecuada en beneficio de sus seres queridos, minimizando el riesgo, utilizando herramientas como las actuales implementadas por el Gobierno nacional mediante el programa Ecuador Cambia, que plantea el reemplazo de las cocinas convencionales con cilindros de gas licuado de petróleo”.

Como antecedente de esta campaña, según señalan los documentos, la Secretaría de Gestión de Riesgos presenta cifras de múltiples accidentes, heridos y fallecidos por la manipulación inadecuada de los cilindros de gas. Entre las estadísticas se menciona que este año, hasta el 22 de febrero, se han producido 25 accidentes de los cuales 4 personas fallecieron, 16 resultaron heridas y 27 damnificadas. La Secretaría de Gestión de Riesgos no atendió una solicitud de entrevista que hizo este Diario en julio.

En su enlace sabatino del 21 de febrero, el presidente Rafael Correa ya había anunciado esta campaña en medios masivos. “Cuánta gente se nos muere por explosiones de cilindros, por inhalar fugas de gas. Todas las semanas tenemos tragedias al respecto”, dijo el mandatario.

Un tercer contrato firmó el Ministerio Coordinador de Sectores Estratégicos con la empresa Centro de Investigaciones y Estudios Especializados, Centroinvest Cía. Ltda., para “una encuesta de percepción sobre aspectos relacionados con cocinas de inducción”.

El contrato, por $ 14.900 y con un plazo de 30 días, se suscribió el 11 de mayo entre Jorge Tinoco Márquez, delegado del ministro, y Santiago Coronel Cobos, apoderado de Centroinvest. Entre las exigencias para la contratista constan que las encuestas deben contar con el 95% de confiabilidad y realizarse en un universo de 1.360 personas que han adquirido cocinas de inducción.

Un cuarto contrato lo firmó el 15 de septiembre la Secom, con Publitraffic S.A. por $ 440.000 para el “servicio de producción y pautaje en medios de la campaña (por 70 días) de concienciación de los peligros de uso del gas doméstico”.

La Secom justifica la campaña ante la necesidad de difundir las actividades del Gobierno, “más aún cuando tienen como objetivo precautelar el bienestar de la población”. (I)