Narcisa Ramírez vive apasionada del pasillo y otros sones populares

Narcisa Ramírez vive apasionada del pasillo y otros sones populares
Narcisa Ramírez vive apasionada del pasillo y otros sones populares
SAMBORONDÓN, Guayas.Antonio Rodríguez (i), Narcisa Ramírez (c) y Carlos Gurumendi (d) deleitan con su música. Jorge Martillo Monserrate
Jorge Martillo Monserrate
15 de Febrero, 2015
15 Feb 2015

Ella heredó el canto. Cuando era una niña, su madre, Laura Mosquera, mientras hacía sus labores de casa, cantaba pasillos, como Rosales mustios, letra de Vicente Amador Flor y música de Constantino Mendoza.

Aquella niña samborondeña era Narcisa Ramírez Mosquera, y ahora tiene 51 años. “Así me nació el amor por el pasillo”, reconoce.

Por eso canta nuestra música con todo el corazón. Cuenta su historia, entre canción y canción, acompañada por sus amigos y músicos del alma: Carlos Gurumendi, requinto, y el maestro Antonio Rodríguez, guitarra.

La primera vez que cantó en público fue a los 15 años en un evento del Colegio Nacional Samborondón, donde estudió.

Narcisa dejó de ser una cantante casi secreta en 1999. Cuando participó en el Festival de Música Nacional organizado por el Municipio de Samborondón.

Recuerda que acompañó a Víctor Moncada. En el momento en que él iba a inscribirse, unos amigos imperativamente le dijeron: “¡Inscríbete porque tú también vas a participar!”.

Después de dos días comenzaron los ensayos. Cuando ella estaba cantando se levantó Carlos Rubira Infante, que estaba presente porque era parte del jurado y señalándola con su bastón, le dijo: “Muchacha, súbele dos tonos”.

Ella mirándolo con cierto temor le manifestó: “Maestro, no puedo”. Él con seguridad le contestó: “Yo soy el maestro y te lo estoy diciendo porque sé que tú cantas más alto todavía”.

“Gracias a él yo ahorita canto en tonos altos porque él me enseñó”, asegura Narcisa.

En el festival participaron 20 cantantes de Samborondón y sus alrededores. Narcisa interpretó Ángel de luz, de Benigna Dávalos y con ese pasillo ganó el evento, desde entonces siempre lo canta.

“Cuando me presento, yo inicio con un pasillo porque es nuestra identidad, nuestra identificación. En ese concurso descubrí que tenía un don para compartirlo. Canto con todo el corazón y voluntad para 10 personas como para 100 o 300”, menciona.

Acompañada por las cuerdas de Gurumendi y Rodríguez se han presentado en diversos escenarios nacionales. El repertorio es extenso y variado: pasillos clásicos, danzantes, fox incaico, boleros y sones.

Hace 16 años ganó el Festival de Música Nacional, pero enfermó y no pudo grabar un disco. Cuenta que en los últimos días, en el estudio de su primo Cristian Murillo, con arreglos de Antonio Rodríguez y la intervención de músicos amigos, grabó doce temas en un disco que este año espera presentar.

La otra faceta de Narcisa es como concejala de Samborondón y presidenta de la Comisión de Cultura. Es así que espera crear la Escuela del Pasillo y la Escuela del Alfarero. Desde hace años funcionan la Escuela de Pintura y el coro de niños Las Voces Blancas. (I)

Una señora me dijo: Cuando usted estaba interpretando Vasija de barro fue como si yo estuviese viendo a Mercedes Sosa cantar. Eso para mí fue muy grande”.
Narcisa Ramírez
Artista

Narcisa Ramírez vive apasionada del pasillo y otros sones populares
Gran Guayaquil
2015-02-15T23:16:56-05:00
Cantante espera apoyo para formar en su cantón las escuelas del Pasillo y del Alfarero.
El Universo