Los padres de los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos insistieron este viernes en que siguen con vida y rechazaron los testimonios de detenidos, hechos públicos poco antes por la fiscalía, que indican que los jóvenes fueron asesinados y sus cuerpos incinerados.

Vea también: 43 estudiantes fueron asesinados en México, anuncian autoridades

"Mientras no haya pruebas, nuestros hijos están vivos", recalcó Felipe de la Cruz, vocero de los padres, en una conferencia de prensa ofrecida en la escuela de la comunidad de Ayotzinapa, a la que pertenecen los desaparecidos.

"Hoy nos quieren sorprender diciendo que hicieron ceniza a nuestros hijos", añadió.

Publicidad

Además, acusó al Gobierno de seguir "torturando de manera descarada a los padres de familia" y de intentar tratar de cerrar el caso antes del viaje del presidente Enrique Peña Nieto este fin de semana a Asia, una muestra -dijo- de su "irresponsabilidad" ante los problemas del país.

Vea también: Presidente de México promete "justicia" por 43 estudiantes

Varios de los padres, madres y compañeros de los jóvenes cuestionaron ante los periodistas las investigaciones. "Ya nos los mataron muchas veces y van a faltar más veces que nos los van a matar, pero esperemos en Dios que estén vivos", dijo uno de los padres.