Los pasillos en las voces de las Mendoza Sangurima

Estampas Porteñas
Estampas Porteñas
Los pasillos en las voces de las Mendoza Sangurima
Germán Arteta Vargas
9 de Octubre, 2014
9 Oct 2014

Revive Guayaquil para exaltarle,/ Se exalta Guayaquil para quererle,/ Y es amor al cantarle,/ Y canta ilusionado para darle/ lo que tiene, por fin, que devolverle!
José María Egas Miranda, manabita.

Este dueto femenino que marcó una época en nuestra música lo formaron Amelia (1916-1992) y Maruja (1922-2008) Mendoza Montiel, hicieron una carrera que les aseguró el aplauso de compatriotas y extranjeros.

Con el apoyo del compositor Custodio Sánchez, el dúo debutó en 1935 en la radio La Voz del Alma; desde entonces cosechó triunfos y grabó cientos de discos de sellos como Ónix e Ifesa. Realizó presentaciones en ciudades del Ecuador, Colombia, Perú, Chile y Estados Unidos.

Las artistas no usaron el apellido paterno de su madre, Julia Montiel Briones, sino el del primer esposo de ella que era Sangurima. Se conoce que Luis Albán Bajaña, director de la radio América, las bautizó como Las Alondras del Guayas.

Entre los temas que les dieron fama están los pasillos La oración del olvido, Después de aquella noche, Despedida, Las cartas; Sí, pero calla, Lirios marchitos, Siempre te he de amar y muchísimos más.

Amelia se retiró del canto y murió primero. Maruja continuó y la llamaron La Alondra Solitaria. Emisoras en sus programas regulares incluyen las canciones de este dúo, ícono de la música popular costeña.

Los pasillos en las voces de las Mendoza Sangurima
Gran Guayaquil
2015-07-16T17:59:35-05:00
Este dueto femenino que marcó una época en nuestra música lo formaron Amelia (1916-1992) y Maruja (1922-2008) Mendoza Montiel, hicieron una carrera que les aseguró el aplauso de compatriotas y extranjeros.
El Universo