Pedro Aguayo, un ingeniero apasionado por el área social

Pedro Aguayo, un ingeniero apasionado por el área social Pedro Aguayo, un ingeniero apasionado por el área social
Pedro Aguayo, un ingeniero apasionado por el área social
La idea de Aprendamos es entregar herramientas para que el ecuatoriano pueda crecer educativamente y estar siempre a la par con los retos”. Pedro Aguayo, Fundación Ecuador Martín Herrera
Pedro Aguayo, un ingeniero apasionado por el área social
Pedro Aguayo (i), de la Fundación Ecuador, recibió condecoración. El asambleísta Henry Cucalón se la entregó. Cortesía
12 de Agosto, 2014
12 Ago 2014

El rectorado de la Universidad Católica, la Vicepresidencia de la República, posiciones en organismos multilaterales, en entidades públicas y direcciones de empresas forman parte de su trayectoria.

Aquellos cargos resumen los cuatro ámbitos en los que el guayaquileño Pedro Aguayo Cubillo, de 75 años, ha dejado sus huellas, su aporte: en lo académico, político, empresarial y social. De ellos guarda gratos recuerdos, pero este último ha sido su pasión, su oportunidad para acercarse y entender más las necesidades de la gente.

Como presidente ejecutivo de la Fundación Ecuador, creada hace 22 años, Aguayo ha participado en el desarrollo del programa municipal Aprendamos, una iniciativa de educación a distancia con un componente social, que lleva más de una década, 18 libros emitidos y 1,08 millones de inscritos.

“Los contenidos del programa han ayudado mucho, porque son conocimientos que contribuyen a las necesidades cotidianas de la gente”, asegura Aguayo, quien la semana pasada recibió la condecoración Vicente Rocafuerte por parte de la Asamblea Nacional, en reconocimiento a su trayectoria.

Hijo de un agricultor y una costurera, Aguayo empezó a cultivar esa vocación social y de servicio desde joven. Guillermo Cubillo, su tío, un arquitecto que estudió en Chile, fue uno de sus mentores. “Era un hombre de planificación, de intenso contenido social”, dice.

En su etapa estudiantil, en un internado de Riobamba y luego en el colegio Cristóbal Colón de Guayaquil, reforzó ese interés por el servicio al participar en actividades cercanas con la comunidad.

A fines de los cincuenta viajó a Chile, la tierra de sus parientes maternos, para estudiar ingeniería comercial en la Universidad Católica. “No fui becado, mis padres con mucho esfuerzo me enviaban $ 50 mensuales y con eso hacíamos malabares para mantenernos”, afirma. De ese país no solo trajo sus conocimientos profesionales, sino que encontró a su esposa, María Inés Olivares. Con ella tuvo tres hijas.

A su regreso se involucró en el Consejo de Desarrollo Industrial y en la academia. A los 29 años se convirtió en el rector más joven de la Universidad Católica de Guayaquil, como sucesor de Leonidas Ortega. “Había pensado ser profesor, pero nunca rector a ese edad”, cuenta con emoción.

Después de cuatro años dejó el rectorado para presidir la Junta Nacional de Planificación. “Fue una de las decisiones más difíciles”, cuenta Aguayo. De eso no se arrepiente, porque desde esa posición, dice, pudo dar su aporte con la planificación para el desarrollo.

Años más tarde estuvo en el Banco Interamericano de Desarrollo, la Comisión Económica para América Latina y otras funciones. En 1998, en el gobierno interino de Fabián Alarcón fue designado vicepresidente de la República.

Ahora, en la fundación que dirige y en la que exhibe fotos de Guayaquil, Aguayo siente satisfacción de haber contribuido con estudios sobre problemáticas sociales y educativas, y con el programa Aprendamos. Y ve la condecoración que recibió de la Asamblea como un ‘compromiso’ para seguir sirviendo a la ciudad, que considera altiva y solidaria.

La idea de Aprendamos es entregar herramientas para que el ecuatoriano pueda crecer educativamente y estar siempre a la par con los retos”.
Pedro Aguayo, Fundación Ecuador

Pedro Aguayo, un ingeniero apasionado por el área social
Gran Guayaquil
2014-08-12T03:01:39-05:00
El exvicepresidente y exrector recibió condecoración Vicente Rocafuerte por su trayectoria.
El Universo