Un enfrentamiento entre decenas de manifestantes antitaurinos y la Policía dejó, al menos, tres heridos y un detenido en los alrededores de la plaza de toros de Acho, de Lima, donde este domingo comenzó, con una novillada, la 68 edición de la Feria Taurina del Señor de los Milagros.

Según mostró la televisión local, el enfrentamiento se produjo cuando un grupo de manifestantes protestaba contra las corridas en las cercanías de la plaza de toros, situada en el distrito del Rímac, y los agentes les impidieron el paso.

El 'Canal N' de televisión presentó imágenes de una trifulca, en la que se vio, al menos, a dos policías y un civil heridos, aunque los manifestantes señalaron que su convocatoria, que fue hecha a través de las redes sociales, fue pacífica en todo momento.

Un manifestante, que mostraba el rostro golpeado y ensangrentado, declaró que había ingresado junto a un acompañante a las gradas de la plaza, pero cuando mostró un cartel contra las corridas fue atacado y sacado del lugar por unos veinte policías.

Publicidad

La Policía señaló, sin embargo, que los enfrentamientos dejaron dos agentes heridos que tuvieron que ser llevados a un hospital, mientras que se interrumpió el tránsito en la zona durante unos diez minutos.

Las manifestaciones antitaurinas han tenido un crecimiento paulatino en Perú, un país con una gran tradición taurina que se precia de tener la bicentenaria plaza de Acho y cientos de corridas en las ciudades y pueblos del interior.

El festejo que abrió este domingo la Feria del Señor de los Milagros fue una novillada con picadores que reunió a los novilleros españoles Rafael Cerro y Román Collado, y al mexicano Juan Pablo Llaguno, con astados de Apóstol Santiago.