Las cuatro toneladas de droga decomisadas el pasado jueves en una casa de Guayaquil (Guayas) y otra en La Libertad (Santa Elena) iban a ser enviadas al exterior a través del Puerto Marítimo, según el general de Policía Guillermo Balarezo, comandante del Distrito Metropolitano.

El oficial indicó que las investigaciones preliminares determinaron que los narcotraficantes iban a utilizar la modalidad conocida como gancho ciego, la cual consiste en colocar el alcaloide dentro de los contendores clonando los sellos.

Se presume que la droga tenía como destino España. El operativo dejó quince detenidos, entre ellos varios extranjeros.