Donaciones hacen posible la apertura del santuario de la Divina Misericordia

Donaciones hacen posible la apertura de moderno templo Donaciones hacen posible la apertura de moderno templo
Donaciones hacen posible la apertura de moderno templo
El santuario está ubicado en el km 26 de la vía a la costa. Frente a la iglesia están los ladrillos de la Misericordia; en cada uno se publican nombres de colaboradores. José Alvarado
Donaciones hacen posible la apertura de moderno templo
Dentro de la iglesia, Eduardo Romero junto a la imagen del patrono. Robert Salazar
8 de Septiembre, 2013
8 Sep 2013

Eduardo Romero no se imaginó que el ideal que tenían él y sus cerca de 60 compañeros que integran la Asociación de la Divina Misericordia se cristalizaría prácticamente de inmediato.

Bastaron cuatro años para que, del papel, el santuario del Señor de la Divina Misericordia hoy luzca imponente (por sus 2.400 m²) sobre un área total de 110.000 m².

Romero lo atribuye a la devoción, a la fe, a la solidaridad de los cristianos. Comenzaron con pulgueros, bingos, conciertos. Incluso voluntarios de la asociación “vendieron” ladrillos; es decir, por colaboraciones desde $ 5 hasta $ 20 se garantizaba al contribuyente que su nombre estaría en un adoquín de la parte externa del santuario.

“Dios quiso que esto se haga realidad. Desde que comenzamos a tocar puertas, no paramos de recibir ayuda”, cuenta.

Tras recaudar un aproximado de $ 2 millones, de los cuales un 70% fue donado exclusivamente en materiales de construcción, hoy el santuario del Señor de la Divina Misericordia, ubicado en el km 26 de la vía a la costa, abre sus puertas de manera oficial.

A las 11:00 se cumple la dedicación del templo y la consagración del altar, que contará con la participación de los monseñores Antonio Arregui e Iván Minda, arzobispo y obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Guayaquil, respectivamente.

La propuesta surgió del mismo Arregui, quien le pidió a la asociación que elaborara un altar con la imagen del Señor de la Divina Misericordia para ubicarla en la Catedral.

Un día de julio del 2008 se entregó la obra en una ceremonia religiosa en la Catedral, a la que acudieron unos 3.000 fieles.

“Monseñor Arregui nunca se imaginó tanta devoción por el Señor y al día siguiente nos dijo que hiciéramos un proyecto de santuario”, recuerda Romero.

Después de haber sido aprobado el proyecto, comenzaron a tocar puertas. Indica que en los primeros 15 o 20 días consiguieron unos $ 250 mil. “Entonces dijimos: esto va”. Recalca que el mayor aporte es de la empresa privada y de fieles.

Solo el vitral, en la fachada de la iglesia, tiene un costo de $ 170 mil. La edificación está construida en tres cuerpos y detrás está ubicada una cripta.

Por su tamaño, el santuario del Señor de la Divina Misericordia es el más grande de Guayaquil, después de la Catedral.

Aún se prevén más trabajos, ya que en toda el área se pondrá una cafetería para los retiros espirituales. La siguiente obra a construir será la torre, diseñada íntegramente en vidrio catedral y su altura será de 42 m.

El Señor movió los corazones de la gente. Incluso yo veía los toros desde lejos antes del proyecto, pero cuando lo vi me conmovió enormemente”.
Eduardo Romero, mentor.

Donaciones hacen posible la apertura del santuario de la Divina Misericordia
Gran Guayaquil
2013-09-08T17:50:20-05:00
El santuario del Señor de la Divina Misericordia está ubicado en el km 26 de la vía a la costa.
El Universo

Lo más leído