La enfermedad varicosa es uno de los problemas más comunes en las mujeres debido a su calzado u otros factores que en ocasiones se vuelve tan crónico que necesita tratamiento para disminuir la presión de la sangre que baja del corazón a las piernas.

Si lo que buscas es evitarlas porque además de dolorosas son anti-estéticas, puedes realizar ciertas actividades físicas para fortalecer la musculatura de las piernas y favorecer el retorno venoso. El ejercicio al aire libre será la mejor opción.

Mujeres, víctimas de várices

A continuación enlistaremos algunos ejercicios que puedes hacer en casa, ya sea en tu habitación, sala, en una terraza o en el patio, que recoge el portal especializado Mejor con Salud :

1. Tijeras

Este ejercicio es conocido por separar las piernas en el aire. Lo que debes hacer inicialmente, es recostarte sobre una superficie o tapete para hacer ejercicios. Luego, debes levantar las piernas estiradas, separarlas y volverlas a juntar.

Publicidad

Repite el ejercicio entre 10 y 15 veces.

2. Bicicleta

Esta opción seguramente ya las has realizado antes en algún calentamiento de la escuela. Los pasos a seguir son:

  • Tumbado sobre el suelo, o una alfombra o esterilla.
  • Pedalear, como en una bicicleta, enérgicamente.
  • Repetir el ejercicio entre 15 y 20 veces.

3. El reloj

La tercera sugerencia que ayudará a tus piernas es que estas giren en el aire. Lo primero que debes hacer es recostarte sobre una superficie; levantar una pierna estirada y hacer giros de la misma, como si se estuviera limpiando un cristal, en el sentido de las agujas del reloj.

Foto: RONALD CEDEÑO

Harás lo mismo con la otra pierna y repetir entre 15 y 20 giros con cada pierna en cada sentido.

4. Flexiones talón-punta

Este ejercicio no deberás hacerlo tumbado sino que en su defecto, optarás por sentarte. Apoya los talones en el piso y levanta la punta de los pies. Luego baja la punta de los pies y sube los talones.

Finalmente, repite 20 o 30 veces.

Imagen Pexels.

Recuerda que entre cada ejercicio es necesario descansar para relajar los músculos y evitar lesiones. Antes de realizar los ejercicios consulta con tu médico sobre otras alternativas y además, insiste en tener ayuda de un entrenador capacitado. (F)