Un zorro de páramo (Lycalopex culpaeus) adulto fue rescatado por la Unidad de Policía Ambiental en una vivienda dentro de una urbanización cerrada del cantón Durán. El animal presenta una severa desnutrición y fue llevado a las instalaciones de Fundación Proyecto Sacha, en Guayaquil.

“No sabemos las condiciones previas del hallazgo. Se metió a una casa y lo reportaron”, dice Eliana Molineros, directora de la fundación.

Pero, ¿qué hace un zorro de páramo en Durán cuando su hábitat, como su nombre lo indica, es el páramo? Definitivamente es un caso de mascotización, indica Molineros. El animal se acurruca atemorizado en su jaula. Eso complicaría un posible retorno a su hábitat natural.

En ninguna parte del mundo un zorro silvestre estaría en esa posición. Si fuera silvestre, estaría en una postura de atacarnos, pero el animal está aterrado porque lo ha cogido alguien desconocido”, señala la especialista.

Publicidad

El animal presenta un comportamiento claro de mascotización. Foto: Cortesía Fundación Proyecto Sacha

El zorro está en en mala condición corporal. Pesa siete kilos cuando debería tener el doble de ese peso. Actualmente se le están realizando exámenes de sangre para saber qué patologías tiene: “Puede tener enfermedades relacionadas a fauna doméstica, en especial moquillo. Se queda hospitalizado hasta saber qué pasa”, indica Molineros.

En Ecuador ya se han reportado casos de zorros de páramo con distemper canino o moquillo. Esta enfermedad se las transmiten los perros domésticos. En agosto de 2018, el zoológico de Quito en Guyllabamba sacrificó a un zorro de páramo que fue encontrado con la cola mutilada en Imbabura, luego de que los exámenes médicos confirmaran que padecía de esa enfermedad. Esta especie está considerada como vulnerable en el país. (I)