El incendio que se inició la noche del pasado lunes, 6 de diciembre, en el Bosque Protector Cerro Colorado, norte de Guayaquil, ha sido controlado hasta el momento. En la mañana de este 8 diciembre quedaban algunos focos que los bomberos lograron apagar. La causa del flagelo sería la quema de cables para extraer cobre, indica en entrevista con EL UNIVERSO Isabel Tamariz, directora zonal del Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica.

La funcionaria añade que también se encontraron viviendas dentro del área protegida que fueron construidas de forma irregular. Actualmente personal de Ambiente se encuentra levantando datos sobre el impacto de la llamas. Hasta ahora se han encontrado zarigüeyas, reptiles y un perro muerto.

Se habla de que el incendio fue provocado, que habría asentamientos irregulares en Cerro Colorado. ¿Encontraron el origen del incendio?

Aparentemente han quemado cables. Actualmente tenemos un problema bastante fuerte a lo que se refiere a recicladores de base que realizan la quema de cables y de otro tipo de materiales para poder extraer el cobre y venderlo a las recicladoras. Este sería presuntamente el origen del incendio. En el sitio se encontraron los cables.

Publicidad

Recordemos que el incendio se inicia por la vía Narcisa de Jesús. Es una zona donde hay bastante actividad de recicladores de base. Esto es una vía rápida que está dentro del perímetro urbano, entonces ellos acceden a este sitio para realizar esta actividad de quema para extraer el cobre.

Como parte de las medidas que queremos tomar, de la mano con el Municipio de Guayaquil, haremos líneas cortafuegos para que los incendios no escalen. Además, se deben aumentar los controles a los recicladores de base y también se debe detectar a las recicladoras clandestinas que son las que al final compran este material. Si no hay comprador, no existe el vendedor y no habría negocio. No hay que permitir que la naturaleza pague el precio de estas acciones.

En la ciudad pasa mucho que se roban cables de luz, de teléfono, medidores de agua por el cobre. Este tema no solo afecta a la ciudadanía sino que también a la naturaleza. Por eso estamos trabajando con el Municipio para la implementación de acciones para sofocar incendios, pero también para trabajar en el origen.

¿Encontraron asentamientos irregulares?

Sí. Se encontraron cuatro caletas, viviendas de asentamientos irregulares que estaban habitadas. El Municipio de Guayaquil va a realizar el respectivo desalojo entre hoy y mañana porque obviamente es ilegal. Sin embargo, no se puede decir que las personas que habitan allí causaron el incendio, eso, hasta el momento, tampoco ha sido confirmado por el Cuerpo de Bomberos de Guayaquil.

Aunque no es el origen del incendio, es un tema que se debe controlar porque no hay ningún respaldo legal para que esas personas estén en el sitio.

Publicidad

La alcaldesa Cynthia Viteri afirmó que la afectación del incendio era de 17 hectáreas, pero luego el Cuerpo de Bomberos de Guayaquil indicó que son 51. ¿Cuál es el real impacto?

Desde el inicio del incendio hemos estado de la mano con los bomberos, con el Municipio y Bienestar Animal. En cuanto a lo que es la afectación los bomberos hablaban de 51 hectáreas porque ellos hacen su levantamiento con un polígono, pero nosotros como autoridad nacional hemos hecho un levantamiento más preciso.

Nosotros hemos levantado los datos con nuestros biólogos, ingenieros forestales, con drones y el lugar donde más afectación se observa es entre unas 8 y 10 hectáreas. Cerro Colorado es un bosque seco tropical y hay bastante maleza, hojarasca producto de la etapa pre invernal. Este material que se encuentra en el suelo es lo que se ha venido quemando, pero hay bastantes árboles que se han mantenido en pie, que están sanos.

¿Qué especies de animales se han visto afectadas por el incendio?

Junto a Bienestar Animal, del Municipio de Guayaquil, se hicieron algunos rescates de fauna urbana (perro y gatos). Sin embargo, hoy hemos encontrado dos boas muertas, huevos de reptiles, zarigüeyas y un perro muerto. Cerro Colorado es amplio y la fauna pudo migrar hacia otra zona, pero por el tema del humo creemos que no todas las especies encontraron un lugar donde refugiarse y por eso seguimos levantando información.

Vinieron helicópteros de la Fuerza Aérea y bomberos de Quito para ayudar. También hubo el apoyo de Aeropolicial. ¿Cuán vital fue el apoyo interinstitucional para apagar el fuego?

Ese trabajo en conjunto es gracias a una mesa de trabajo interinstitucional que logramos conformar, de manera oficial, en noviembre pasado. Hubo dos helicópteros que de forma simultánea estaban apagando el incendio, el apoyo de los bomberos de Quito. Todo esto nos permitió que la afectación no sea tan grande. En esa mesa también está el Cuerpo de Bomberos de Guayaquil y el Municipio. Es importante comunicarse con instituciones que tienen las herramientas que nos permitan socorrer a la naturaleza.

También estamos mejorando el equipamiento que tienen todas las instituciones en lo que es retroexcavadoras, gallinetas, todas las herramientas que se necesitan para poder actuar rápido.

Además, esta mesa nos ha permitido saber en qué zonas hay asentamientos irregulares, quemas agrícolas que afectan a los bosques protectores, quema de basura o material reciclable para la extracción del cobre. Hay que entender que no existe una solo fórmula aplicable para toda Guayaquil. Cada zona de la ciudad tiene sus particularidades y requieren de una atención específica.

¿El Ministerio del Ambiente presentará una denuncia ante la Fiscalía?

Creemos que el control y vigilancia es fundamental para evitar este tipo de casos. Esto hace que las personas que están realizando estas actividades irregulares sepan que los estamos vigilando para que estas actuaciones no se queden en la impunidad. Por esto vamos a presentar la denuncia en Fiscalía una vez que levantemos toda la información. Esperamos terminar de levantar todos los datos al finalizar esta semana. (I)