Una boa constrictor macho de 5.8 kilos de peso y 2.2 metros de longitud, que fue rescatada con heridas en la zona abdominal causadas por objeto cortopunzante y que recibió una cirugía reconstructiva, fue liberada en la Reserva Biológica Limoncocha, cantón Shushufindi, en Sucumbíos. El reptil tuvo un proceso de rehabilitación y 6 meses de alimentación asistida.

Junto a la boa se liberaron otros 15 animales silvestres: 3 tortugas motelos (Chelonoidis denticulatus), 3 boas matacaballo (Boa constrictor), 1 anaconda (Eunectes murinus), 1 oso hormiguero (Tamandua tetradactyla), 3 perezosos de tres garras (Bradypus variegatus), 4 perezosos de dos garras (Choloepus dicactylus).

Los 16 especímenes permanecieron bajo los cuidados del veterinario del Parque Turístico Nueva Loja y tras cumplir con el tiempo de observación, se confirmó el buen desarrollo de las habilidades y comportamiento permitiendo así su reinserción.

“El trabajo coordinado de esta cartera de Estado con la Unidad de Protección del Ambiente de la Policía Nacional del Ecuador (UNPAMB) y el Parque Turístico Nueva Loja, ha permitido la concientización de la sociedad civil sobre el cuidado de la fauna silvestre, ya que son ellos quienes alertan al ECU911 la presencia ilegal de las especies, por lo que se realizan los respectivos rescates”, indicó Sueanny Macías, técnica de vida silvestre.

Durante el año 2021 se ha logrado la liberación de 520 ejemplares de vida silvestre entre mamíferos, reptiles y aves como resultado de operativos de control para evitar el tráfico y la tenencia ilegal de la fauna en la provincia, gracias al trabajo conjunto de Áreas Protegidas, UNPAMB y técnicos de la dirección zonal.

Según, la Lista Roja de los Reptiles del Ecuador, las especies Boa constrictor y Chelonoidis denticulatus se encuentran en categoría vulnerable, mientras que la Eunectes murinus está en peligro y según la Libro Rojo de los Mamíferos del Ecuador Choloepus dicactylus, Bradypus variegatus y Tamandua tetradactyla están en preocupación menor. (I)