La freidora de aire es uno de los electrodomésticos más populares en la actualidad, se encabeza en la lista de tendencias en la cocina como uno de los favoritos en las familias, ya que se pueden preparar todo tipo de alimentos, desde pollo frito, papas a la francesa y más, pero de una manera más saludable.

Su funcionamiento es curioso, ya que cuenta con un sistema particular, mismo que hace circular aire muy caliente por dentro, de forma que el aire pasa, rápidamente e infinidad de veces, por la superficie de la comida, creando una textura crujiente en el exterior y dejando el interior suave y jugoso.

Por ejemplo, existen modelos que funcionan con un 99.5% menos de aceite al compararla con algunos tipos de freidoras tradicionales. Sin embargo, es importante saber cómo limpiarla correctamente, ya que si no lo haces con frecuencia tus platos se estropearán sin reparación alguna.

Freidoras sin aceite: cómo funcionan, son o no más saludables que las tradicionales

A continuación, te explicaremos unos consejos al momento de limpiarla.

  • No utilice utensilios de cocina metálicos ni materiales de limpieza abrasivos, ya que podrían dañarla.
  • Utiliza un paño suave y jabón de lavaplatos para lavarla a mano. Hacerlo con agua tibia ayudará a que la suciedad de tu freidora salga mejor.

La gastritis es reversible si se apega al tratamiento y sigue estas recomendaciones de nutrición

  • Limpia la zona en la que la cesta va encajada, ya que puede albergar salpicaduras o restos. Para ello, pasa un paño suave por el interior, pero evita verter líquidos aquí.
  • Quita la suciedad de la cesta donde se depositan los líquidos, puedes probar el truco de puede llenarlo de agua caliente y detergente líquido que disuelva el aceite. Déjalo en remojo unos 5-10 minutos. Posterior a ese tiempo, quita el líquido y pasa una esponja suave con jabón y después enjuaga bien con agua hasta quitar todo el jabón. (F)