El microbioma intestinal de una persona puede desempeñar un papel clave en la lucha contra la infección por coronavirus y la prevención de síntomas graves de covid-19, según nuevos estudios, se indica en una publicación del sitio web Daily Mail.

Cada persona tiene una variedad única de bacterias en su intestino, que desempeñan una variedad de funciones, incluida la modulación de la respuesta inmunitaria.

Una investigación de la Universidad China de Hong Kong encontró que las personas que padecían covid-19 tenían una composición del microbioma "significativamente alterada".

Otra investigación, elaborada en Corea del Sur, halló que las personas con un intestino que funciona deficientemente tienen más probabilidades de desarrollar covid-19 grave, esto debido a que la falta de microbios saludables facilita que el virus infecte las células del tracto digestivo.

Publicidad

El equipo de Hong Kong examinó la sangre, las heces y los registros de pacientes de 100 pacientes hospitalizados con covid-19, entre febrero y mayo de 2020, y 27 de estos también proporcionaron muestras 30 días después de que había pasado la infección.

Los investigadores también recolectaron muestras de 78 personas sin covid-19 que participaban en un estudio de microbioma antes de la pandemia.

Influencia en los síntomas

El estudio concluye que el microbioma intestinal puede estar involucrado en la "magnitud de la gravedad de covid-19 posiblemente a través de la modulación de las respuestas inmunitarias del huésped".

Los autores encontraron que los pacientes con covid-19 tenían niveles reducidos de varias bacterias intestinales que modifican la respuesta inmune de una persona. Por ejemplo, hubo evidencia de niveles elevados de algunas bacterias, como Ruminococcus gnavus, Ruminococcus torques y Bacteroides dorei.

También hubo niveles reducidos de microbios que ayudan al sistema inmunológico, incluidos Faecalibacterium prausnitzii y Bifidobacterium bifidum. Los cambios en la composición bacteriana perduraron durante al menos un mes después de que el virus desapareció.

"A la luz de los informes de que un subconjunto de pacientes recuperados con covid-19 experimentan síntomas persistentes, como fatiga, disnea (dificultad para respirar) y dolores articulares, algunos más de 80 días después de la aparición inicial de los síntomas, postulamos que la microbioma intestinal disbiótica podría contribuir a problemas de salud relacionados con el sistema inmunológico posteriores al covid-19 ', escriben los autores en su artículo, publicado en la revista Gut .

Publicidad

Las muestras de sangre revelaron que este desequilibrio microbiano también estaba relacionado con niveles más altos de citocinas, pequeñas moléculas que son una parte natural de la respuesta inmune pero que pueden causar daño si no se regulan adecuadamente.

Un sello distintivo del covid grave es que el sistema inmunológico se vuelve loco después de la infección por coronavirus y, en casos severos, ataca las células y tejidos sanos.

Esta llamada 'tormenta de citocinas' ve cómo las pequeñas moléculas se bombean en grandes cantidades a medida que su sistema regulador se rompe y continúan causando estragos. Esto puede conducir al síndrome de dificultad respiratoria aguda, una condición potencialmente fatal.

Si la condición de un paciente se deteriora hasta este punto, es difícil intervenir y, como resultado, prevenir las tormentas de citocinas se ha convertido en un enfoque principal de los ensayos de medicamentos para el coronavirus.

Efectos de una salud intestinal

Los académicos del Laboratorio de Interacciones Microbianas Humano de la Universidad de Corea analizaron datos de varios estudios que analizaron el impacto de la mala salud intestinal en la infección por coronavirus.

El Heenam Stanley Kim, especialista que dirigió la revisión, cree que ahora hay evidencia sustancial para respaldar las afirmaciones de que el microbioma intestinal desempeña un papel integral en la respuesta inmune a la infección por SARS-CoV-2.

Kim señala que un intestino disfuncional puede exacerbar la gravedad de la infección porque los niveles microbianos más bajos facilitan que el coronavirus alcance la superficie del tracto digestivo y los órganos internos.

Estos órganos tienen un receptor en su superficie llamado ACE2 y esta proteína que sobresale es lo que el virus secuestra para acceder a una célula. Se encuentra en grandes cantidades en los pulmones y el tracto respiratorio, así como en el sistema digestivo.

"Parece haber una conexión clara entre la microbioma intestinal alterada y el covid-19 severo", expresó Kim. El microbioma intestinal es muy sensible y reacciona en función de la salud, la dieta y el medio ambiente de una persona. (I)