Viajar es algo que nos gusta a todos o al menos a la mayoría, pero siempre creemos que para hacerlo requerimos de un gran presupuesto, factor por el cual muchas veces no lo hacemos.

Sin embargo, hay recomendaciones que podemos tener en cuenta al momento de planear unas vacaciones y así bajar el costo del viaje que queremos hacer.

La temporada baja siempre es ideal

Cuando deseamos viajar, para bajar los costos debemos planificar con anticipación, mínimo unos 7 meses antes, y elegir hacerlo durante temporada baja. Así no solo será menor el valor del pasaje sino que también podremos encontrar hospedaje más barato. Obvio hay destinos lejanos a los que siempre costará un poco más ir.

Poco equipaje te ahorra dinero

Mientras menos equipajes lleves es mucho mejor, así podrás optar por esos vuelos ‘low cost’ que tienen precios muy buenos porque no incluyen maletas, si lo haces solo con una maleta de mano mucho mejor. También esto te hará más fácil movilizarte en tren o transporte público, para no tener que tomar un taxi para ir de un lugar a otro.

Publicidad

Investiga las opciones de movilización

Cada ciudad en el mundo ofrece diferentes formas de movilizarte, por lo que antes de empezar tu recorrido debes analizar todas las posibilidades. Casi siempre tomar un taxi es más costoso y por ello es una mejor opción tomar el metro, un bus o el tranvía, suelen haber tarjetas ilimitadas o por días que terminan siendo más convenientes.

Si no son grandes distancias puedes caminar y conocer más de cerca cada lugar. Sea cual sea la alternativa que elijas siempre ubica los sitios que quieres conocer y traza un recorrido.

También puedes ahorrar en hospedaje

Los hoteles siempre serán una opción muy cómoda y hay ocasiones en las que puedes encontrar buenos precios, pero no debes dejar de lado los hostales, que también se convierten en grandes opciones cuando queremos ahorrar. En algunos incluso puedes convertirte en voluntario y conseguir hospedaje gratis.

Organízate para comer bien y barato

Puedes escoger una opción de hospedaje que incluya desayuno o que tenga una cocina en la que puedas preparar algo de comer. Si vas a salir durante todo el día, puedes llevar contigo sánduches u otro tipo de comida que sea fácil de sentarse a disfrutar en un parque o plaza.

Opta por las atracciones turísticas gratuitas

Previo a tu viaje revisa todas las actividades turísticas que puedes realizar en esa ciudad y señala las que no tienen costo. Hasta las ciudades más grandes cuentan con museos, show y otras opciones de las que puedes disfrutar sin gastar un centavo.

También busca esos puntos donde te llevan a recorrer caminando la ciudad de forma gratuita.

No gastes en vano

Si quieres recuerdos de tu viaje toma muchas fotografías o enfócate mucho en disfrutar cada experiencia, al final eso es lo mejor que puedes llevarte de unas vacaciones. Si al final decides comprar, evita que sea en museos, aeropuertos o sitios turísticos donde todo siempre cuesta un poco más. (I)