Cenas felices sin empachos

Cenas felices sin empachos
Cenas felices sin empachos
El consumo excesivo de aliños puede generar crisis, ya que se aumenta la acidez de estómago y esto dificulta la digestión.
Redacción
12 de Diciembre, 2018
12 Dic 2018

Los excesos en alimentos y bebidas en diciembre pueden afectar la salud.

“El aparato digestivo y el hígado pueden ser los órganos más perjudicados. Esto debido a que las grasas, aliños o dulces en exceso exigen mayor esfuerzo a estos órganos, provocando indigestión, llenura, acidez estomacal, estreñimiento, entre otros”, explica Gregory Celis, director médico de laboratorios Bagó.

La clave es mantener el equilibrio nutricional en esta temporada festiva, ya que el metabolismo se altera, actuando de manera diferente, cuando se consume mayor cantidad de grasas, azúcares, carbohidratos y bebidas de lo habitual.

Celis recomienda ingerir cantidades moderadas de alimentos lo que  incluye comer porciones pequeñas y distribuidas en diferentes momentos, cada dos o tres horas. Además, comer despacio y masticar bien los alimentos, para facilitar la digestión y evitar los gases.

“El consumo de muchos alimentos puede generar distensión abdominal, lo que se conoce como empacho, lo cual incide en la calidad del sueño”, dijo.

Es importante ir a descansar dos o tres horas después de haber cenado. Esto evitará la llenura, acidez o reflujo. También se puede optar por hepatoprotectores.  (F)

Cenas felices sin empachos
Salud
2018-12-12T00:00:58-05:00
Ojo, el hígado puede ser el órgano más perjudicado
El Universo

Cuéntenos su problema

Envíe sus consultas a El Especialista llenando el siguiente formulario.

Formule su pregunta aquí

Lo más leído